Centenares de técnicos especialistas , excluidos de la Sanidad en Baleares por no saber catalán
- Discriminan a 6 de cada 10 técnicos de las bolsas de contratación con más de 20 años de experiencia frente a recién titulados con conocimiento de catalán

- CSIF insiste en que la lengua debe sumar, pero no restar, a los principios de igualdad, mérito y capacidad que rigen la elección de trabajadores públicos
09 de Mayo de 2018

La exigencia del título de catalán para formar parte de la lista de admitidos en la bolsa de trabajo del Servicio de Salut de les Illes Balears impuesta por el Decreto de Capacitación Lingüística ha relegado a más de 6 de cada 10 técnicos sanitarios cualificados a una lista subsidiaria, que se quedará fuera de la primera opción de elección de contratación de los profesionales que desarrollarán su labor diaria con los pacientes de las Illes Balears, en concreto el 64.4% de los técnicos inscritos en la bolsa.

Según anunció el IbSalut a los sindicatos con presencia en la Mesa Sectorial, 1145 profesionales de las categorías de Técnico de Radiodiagnóstico, Técnico de Laboratorio, Técnico de Anatomía Patológica y Técnico de Radioterapia, quedan relegados a esta segunda lista que permitirá que los otros 631 profesionales, entre los que se encuentran recién titulados con 0 puntos de baremación, puedan suplir en sus puestos de trabajo a profesionales con más de 20 años de experiencia.

En este sentido, hay que recordar que el Ibsalut no ha celebrado ninguna Oferta Pública de Empleo en los últimos 20 años en sus respectivas categorías, por lo que no les ha sido posible consolidar su plaza en todo ese tiempo.

En este sentido, el sindicato CSIF Balears insiste en manifestar su postura contraria a la exigencia impuesta por el Decreto de Capacitación Lingüística, ya que considera que la lengua debe ser un mérito que sume pero que en ningún caso reste valor a la calidad asistencial de la Sanidad Pública y suponga una rémora a los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad que recogen el artículo 15.3 de la Ley 3/2007, de 27 de marzo, de la Función Pública de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, y que igualmente recoge en su articulado el Estatuto Básico del Empleado Público y la Constitución Española.