La Administración incumple la prevención de riesgos laborales en los cuerpos de bomberos: los equipos de protección no son adecuados ni suficientes
CSIF presenta una denuncia ante la Inspección de Trabajo para que intervenga ante las precarias condiciones laborales de los bomberos en toda España
07 de Mayo de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas ha presentado una denuncia entregada a la Inspección de Trabajo para que intervenga ante las precarias condiciones a las que se enfrenta el colectivo de bomberos españoles, en materia de prevención de riesgos laborales.

CSIF ha constatado, a través de una encuesta realizada entre el personal de cuerpos de bomberos de toda España, las deficientes condiciones de seguridad y salud a las que se enfrenta este colectivo y que se suman a los riesgos que conlleva su profesión de por sí: accidentes laborales, ausencia de reconocimientos médicos, falta de limpieza, déficit en el mantenimiento de vehículos o falta de equipos de protección individual.

En definitiva, CSIF ha constatado que en la mayoría de los parques de bomberos españoles hay graves deficiencias en la evaluación de los riesgos laborales que afronta este colectivo a diario.

Así, la mitad de los encuestados reconoce que los equipos de protección individual no son adecuados ni suficientes para realizar con seguridad sus intervenciones, ni se revisan, ni se sustituyen de manera periódica. De hecho, los encuestados admiten que se han tenido que comprar su propio equipo.

En la misma línea, los encuestados detectan deficiencias en la evaluación de los vehículos y herramientas de trabajo y en líneas generales en los servicios de prevención de riesgos laborales de sus centros de trabajo.

Por todo ello, CSIF reclama:

  • Una Ley Marco básica reguladora de los Servicios de Protección y Extención de Incendio (SPEIS) que regule, a nivel nacional, las condiciones laborales de los bomberos. En este sentido, el sindicato iniciará una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para promover esta iniciativa.

  • Actualización del cuadro de enfermedades profesionales en un nuevo Real Decreto que incluya a la profesión de bomberos.

  • Dotación presupuestaria específica, a nivel nacional, autonómica y local para programas y políticas de prevención de riesgos labores.