CSIF lamenta que los intereses partidistas primen sobre el interés general ante la ruptura del Pacto Educativo
06 de Marzo de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en las administraciones públicas, lamenta que los intereses partidistas hayan primado sobre la necesidad de un Pacto de Estado que estabilice la legislación educativa y sustituya la actual LOMCE, que no cuenta con el apoyo del sindicato y que no soluciona los graves problemas que actualmente presenta nuestro sistema educativo.

Para CSIF hay muchas cuestiones que quedan pendientes por resolver y que vienen siendo modificadas cada vez que hay un cambio de Gobierno, cuestiones que considerábamos esencial abordar y así lo manifestamos en nuestra comparecencia y en la campaña que hicimos al respecto: Equidad y excelencia, estabilidad de la estructura básica del Sistema Educativo, currículum básico de materias, Estatuto Docente, potenciación de la Enseñanza Pública, reconocimiento social y profesional del profesorado, Formación Profesional, sistema de becas y convivencia escolar. Todas ellas podrían haberse tratado y así dar una estabilidad legislativa necesaria sin tener que abandonar la necesaria discusión sobre financiación.

Ante esta ruptura, nos encontramos que la LOMCE sigue en vigor a pesar de no contar con el apoyo de los docentes, ni la comunidad educativa. Sin embargo con esta ruptura todas las medidas que estaban congeladas a espera de lo negociado, entran en vigor lo que producirá una nueva modificación de las condiciones de titulación, homologación, itinerarios e incluso acceso a la Universidad, ahondando aún más en esta desazón que nuestra sociedad siente ante los continuos movimientos en nuestra Educación.

Desde CSIF consideramos que, una vez más, los políticos han mirado primero para sí mismos, obviando a todas las personas, entidades y personalidades que han intervenido en la Subcomisión de Educación, y en la que CSIF formó parte activamente, sin llegar a ningún acuerdo.
CSIF seguirá reivindicando el Pacto Educativo como medio para conseguir sacar a la Educación del debate partidista, que estabilice la legislación con una inversión mínima garantizada de nuestro Sistema y que mejore la calidad actual de nuestra Educación, poniendo al docente en el lugar que le corresponde.