El Gobierno recorta un 68 por ciento la subvención a Correos y dispara el déficit de la entidad a los 150 millones
08 de Febrero de 2018

La entidad pública Correos contará en 2018 con una financiación de 57 millones de euros, lo que supone 123 millones menos respecto a los 180 millones que se destinaron en 2017. Este recorte, del 68 por ciento, eleva el déficit de la empresa, en concepto de cobro por Servicio Postal Universal, a los 150 millones.

Esta cifra, facilitada a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, pone de manifiesto la pésima viabilidad de la entidad después de años de abandono y tras el recorte en la prestación del Servicio Postal Público a los ciudadanos.

CSIF mantiene conversaciones con la dirección de la empresa, SEPI y el Gobierno que, hasta el momento, han hecho caso omiso a nuestras reivindicaciones, pese a que conocen perfectamente la situación.

CSIF considera que ha llegado el momento de impulsar el diálogo político para aportar soluciones que favorezcan la viabilidad de la entidad, así como reconocer institucional y empresarialmente el trabajo que están realizando sus trabajadores, pese a los recortes y las pérdidas de plantilla.

CSIF reclama una severa reforma en el escenario postal, con un nuevo Reglamento, acorde a las necesidades reales de Correos, que dignifique la labor de sus profesionales, en vez de recortar las plantillas y precarizar el empleo con puestos a media jornada.