IFEMA recibe FITUR con una plantilla bajo mínimos abocada a jornadas de 12 horas diarias
16 de Enero de 2018

La 38ª edición de FITUR, que comenzó el miércoles, 17 de enero, y que finalizará el próximo día 21, contará con una superficie de 65.500 metros cuadrados (un 4% más que el año pasado) y 816 expositores (un 8% más), generando un impacto económico de 260 millones de euros en Madrid. Sin embargo, IFEMA recibe la avalancha de visitantes prevista para esta feria con una plantilla bajo mínimos.

Así lo denuncia la sección en IFEMA de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, que reitera su petición de más plantilla para IFEMA, empresa pública que en ningún caso está preparada para hacer frente a un certamen que cada año sigue creciendo.

La plantilla de IFEMA, a excepción de la contratación de un técnico de mantenimiento de aparcamiento, a la que obliga la Ley para cubrir la prejubilación a los 63 años de un empleado de ese mismo departamento, sigue siendo la misma, lo que obliga a que el fin de semana de FITUR se sucedan entre los 390 empleados de IFEMA jornadas de 12 horas diarias. Los únicos que, en principio, no trabajarán son los que superan claramente el porcentaje de festivos.

CSIF reclama que en una empresa pública con beneficios como IFEMA, con una actividad ferial de 2.000 millones de euros, alrededor del 2 por ciento del PIB (Producto Interior Bruto) regional, se ha instaurado una imparable política de externalizar servicios que no se transforma en ningún caso a favor de un empleo de calidad.

Nuestro sindicato, en plenas negociaciones del Convenio, tiene la promesa por parte de la dirección de aumentar esta plantilla cuando se apruebe la Ley de Presupuestos de 2018, entre otras cosas porque eso significaría respetar la enmienda adicional 118 de los PGE, que permite que las empresas públicas con beneficios, “que cumplan los requisitos de la disposición adicional 14 de la Ley 27/2013 de 27 de diciembre de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local”, regirse “por sus propios estatutos y no por la administración pública de adscripción en material salarial y de contratación”.

Sin embargo, la realidad de la plantilla de IFEMA, a unas horas para iniciar la 38ª edición de FITUR con la que se inician las Ferias más fuertes del año, no es así. Todo aumenta como demuestran las más de 10.000 empresas que van a participar (frente a las 9.893 de 2017) menos la plantilla de IFEMA que, tal y como recuerda nuestro sindicato, está sobrecargada de trabajar los fines de semana y de saltarse en algunos departamentos esa norma por la que no se puede trabajar más del 50% de los festivos al mes.