CSIF reclama al Gobierno que negocie la viabilidad de Correos o, de lo contrario, convocará movilizaciones
12 de Diciembre de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha hecho un llamamiento al Gobierno para sentarse a negociar con el objetivo de garantizar la viabilidad de Correos, después de años de abandono de esta empresa pública a su suerte y tras el recorte en la prestación del Servicio Postal Público a los ciudadanos.

CSIF anuncia que, en caso de que el Gobierno haga oídos sordos a sus propuestas y la negociación sea inexistente, convocará movilizaciones, solo en compañía de otras organizaciones sindicales.

El presidente del sector Entidades Públicas Estatales (EPE) de CSIF, Manuel González Molina, exige diálogo y negociación con el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Fomento, “para que garanticen de una vez por todas una financiación justa del Servicio Postal Publico en la Comisión de Seguimiento del Plan de Prestación, así como un ‘contrato programa’ que CSIF entiende que debería estar valorado en torno a los 230 millones de euros”.

CSIF viene denunciando desde hace tiempo el abandono que vienen sufriendo las empresas públicas por parte de los distintos gobiernos y, en especial, Correos, desde que pasó al marco jurídico de Empresa Pública. En este régimen se ha recortado sistemáticamente, o directamente no se ha pagado anualmente, el servicio público prestado por los trabajadores de la sociedad estatal; una deriva que, con la imposición de una ley del Servicio Postal Universal y de Liberalización de los Servicios Postales o el rechazo a la diversificación financiera, hace incierto su futuro.

Por eso, CSIF cree que es el momento del dialogo político, para reconocer institucional y empresarialmente el trabajo que está realizando Correos y, principalmente, sus trabajadores, los cuales, pese a los recortes a los que están sometidos y a las perdidas drásticas de plantilla, están prestando un servicio público de calidad.

De no producirse el diálogo y la negociación, Correos podría entrar en quiebra, con pérdidas económicas y de empleo irrecuperables, el cierre de oficinas y del Servicio Postal Publico. Desde CSIF requerimos al Gobierno a sentarse a hablar de la situación en que se encuentra Correos y sus 45.000 trabajadores. Este sindicato entiende que es el momento de recuperar la financiación pública postal mediante la fijación anual en la Comisión de Seguimiento del Plan de Prestación (Hacienda/Fomento/Correos) y, por otra, la aprobación del Plan Estratégico de Correos como única herramienta para garantizar el futuro de Correos tanto en el ámbito nacional como en el internacional, como operador logístico, financiero y diversificador.

En las conversaciones previas mantenidas este último trimestre, y ante la imposibilidad de llegar a un nuevo Convenio Colectivo y Acuerdo Funcionarial, desde CSIF exigimos un Acuerdo General que actualice y recoja la estabilización de la plantilla, la desaparición de la contratación con personal eventual en fraude de ley, la publicación de todas las vacantes y su consolidación, la recuperación del poder adquisitivo y las 35 horas semanales, entre otros derechos laborales y sociales perdidos.

CSIF manifiesta que, de no ser oídos por el Gobierno, informará a los trabajadores de lo acontecido y convocará movilizaciones, solos o con los demás sindicatos, para exigir una apuesta clara por Correos como prestador de servicio público postal y empresa pública de referencia en nuestro país.