CSIF exige al Ministro de Justicia la equiparación salarial en la Administración de Justicia
Para CSIF es inaceptable que los funcionarios de Justicia del ámbito del Ministerio sean los peor pagados de toda España
12 de Diciembre de 2017

En estos momentos la diferencia en el complemento específico, tras los últimos acuerdos cerrados en algunas CCAA se sitúa en el entorno de los 300 euros al mes por funcionario en el complemento específico. Para CSIF no existe razón objetiva que justifique esta diferencia salarial que debe ser abordada en la mesa de negociación a través de un acuerdo retributivo que homologue el complemento específico del ámbito del Ministerio al del resto de CCAA con competencias.

No obstante, CSIF también ha hecho hincapié en la discriminación que se produce dentro de la Administración de Justicia en materia de productividad. Para CSIF hay que poner fin al injusto reparto de la misma dentro de la oficina judicial por el que sólo unos pocos cobran el trabajo que se realiza por el conjunto de la oficina. Esta realidad erosiona el principio de trabajo en equipo que, en teoría, es una de las principales metas de la implantación de la NOJ y de la NOF lo que sin duda supone un lastre más que se une a las graves insuficiencias de la implantación de estos modelos de organización del trabajo en la Administración de Justicia.

Asimismo, CSIF ha trasladado al Ministerio el injusto tratamiento retributivo de los Cuerpos de Facultativos del INTCF y de los Médicos Forenses que no reciben la misma retribución que otros cuerpos del grupo A1 que trabajan en la Administración de Justicia. Se trata de una rémora del pasado que no se ajusta a la realidad de unos cuerpos de la Administración pública para los que se exige una preparación superior y para los que se pretende convertir en referencia en materias relacionadas con sus ámbitos de actuación.

Para terminar, pero no por ello menos importante, CSIF ha vuelto a denunciar la injusta retribución de los Letrados de la Administración de Justicia, que están cobrando menos que las categorías similares de Jueces-Magistrados y Fiscales con unos temarios parecidos. Para CSIF es hora de que el Ministerio se deje de subterfugios retributivos poco transparentes para intentar cubrir esta grave carencia. No se puede explicar por ninguna razón objetiva que la retribución de los Letrados esté un escalón por debajo que la de Jueces-Magistrados y Fiscales con unos temarios parecidos y con la vista a la asunción de más funciones. Es especialmente grave la situación de la tercera categoría que se ha convertido en la hermana pobre de la Administración de Justicia y por la que acceden los compañeros del Cuerpo de Gestión. El Ministerio cierra la promoción interna haciendo suyo el discurso de que los Cuerpos generales contaminan el Cuerpo de Letrados mantiene la injusta cuarta categoría y, encima, las retribuciones son desproporcionadamente más bajas.

El Ministerio se niega a negociar las retribuciones de Cuerpos Generales, Especiales y Letrados mientras abre la mesa de negociación para Jueces y Fiscales. Para CSIF es una prueba más de la falta de voluntad negociadora del Ministerio que no hace sino llevarnos al conflicto generalizado en la Administración de Justicia y a la movilización