Centenares de profesores universitarios se quedarán sin ascenso por los nuevos criterios de acreditación
CSIF rechaza los criterios porque no valoran de manera suficiente los sexenios en investigación

17 de Noviembre de 2017

Miles de profesores universitarios podrían quedarse sin acceso a la promoción como titular o catedrático de universidad como consecuencia de los nuevos criterios publicados por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA).

En la actualidad, hay más de un millar de profesores que han presentado su solicitud y se encuentran a la espera de ser evaluados. Hasta hoy, el criterio fundamental para valorar la acreditación era la experiencia (sexenios) en investigación; sin embargo ahora, el peso de la experiencia será residual y se primará el número de publicaciones en revistas de impacto.

A juicio de CSIF, este requisito, cuya publicación lleva un año de retraso, es absolutamente desproporcionado y no cuenta con el consenso de los sindicatos más representativos en la Universidad. CSIF lamenta que el Gobierno vuelva a pecar de falta de consenso. En noviembre de 2016 también se hizo una propuesta que tuvo el rechazo frontal de toda la comunidad universitaria.

Desde CSIF, consideramos que la ANECA ha desperdiciado una ocasión inmejorable de presentar una revisión de los criterios de evaluación del profesorado que solucionaría las claras deficiencias que contenían la primera versión de los criterios.

CSIF siempre ha puesto el énfasis en el nivel de exigencia desproporcionado en el apartado de investigación (en algunas comisiones se ha elevado prácticamente un 100%) y en el hecho de que el nuevo sistema rompa drásticamente con el modelo anterior de acreditación basado en la experiencia.

Aplicar el nuevo modelo sin una transición ordenada desde el anterior, es dejar en el camino a un grupo numeroso de profesorado que ha venido desarrollando hasta ahora una labor de gran calidad, encaminada a alcanzar los méritos que se le exigían hasta hace un año. Ese profesorado va a comprobar con desazón que todo el trabajo desarrollado hasta ahora (en algunos casos hasta los 24 años correspondientes a 4 tramos de investigación reconocidos) queda reducido a absolutamente nada en el nuevo sistema, o como mucho a un simple mérito complementario o específico más.

El mismo razonamiento se puede aplicar al hecho que se va a producir con la desaparición del concepto de acreditación universal. Los nuevos criterios no contemplan la labor interdisciplinar que realiza el profesorado, generando graves dificultades al profesorado perteneciente a Áreas claramente interdisciplinares (sirvan como ejemplo, entre otras, Matemática Aplicada, Estadística e Investigación Operativa, Economía).

Desde CSIF esperamos que desde el Ministerio de Educación y, especialmente desde las comisiones de la ANECA, se rectifique y se abra un proceso verdadero de negociación con el fin de solucionar los graves problemas que esta revisión de criterios va a generar entre el profesorado universitario.