CSIF se reúne con Podemos en el Congreso para equiparar las retribuciones de la Administración General del Estado con las de las CC.AA.
El sindicato reclama a Hacienda que retome la negociación de los Presupuestos para promover la recuperación del poder adquisitivo de los empleados públicos
07 de Noviembre de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha iniciado una ronda de contactos con los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados para promover la equiparación de las retribuciones en la Administración General del Estado con las de las plantillas de las Comunidades autónomas. Luchar por esta equiparación supone acabar con una de las mayores discriminaciones dentro de la Función pública en España.

Los responsables de Acción Sindical y de AdministraciónGeneral del Estado del sindicato, Francisco Camarillo y Adolfo Fernández, respectivamente, mantuvieron hoy una reunión con la portavoz del Grupo Parlamentario Unidos Podemos en los temas de función pública,
Auxiliadora Honorato.

Según le explicaron, a lo largo de los años, se ha generado este agravio comparativo y el personal de la AGE tiene hoy unas retribuciones un 25 por ciento inferiores respecto a la media de las diferentes comunidades autónomas y corporaciones locales.

Para CSIF, esta discriminación es aún más difícil de entender si analizamos el número de efectivos afectados. En este momento, en la Administración General del Estado incluida la Administración de justicia no transferida, el número de trabajadores se sitúa en torno a los
230.000 y esperan una equiparación salarial.

Hay que tener en cuenta que, en los últimos años, todos los Empleados públicos han sufrido además recortes añadidos en sus retribuciones, con una bajada salarial en 2010 y las sucesivas congelaciones salariales producidas, que han provocado una importante pérdida de poder adquisitivo. Además, la carga de trabajo se ha incrementado de manera notable por la pérdida de efectivos en las plantillas.

Los responsables de CSIF y Podemos también abordaron la preocupación por la ausencia de proyecto de presupuestos generales del Estado para 2018 y coincidieron en la necesidad de retomar cuanto antes las conversaciones para evitar que se produzca una nueva congelación salarial sobre el colectivo del empleados públicos como consecuencia de la falta de presupuesto.

CSIF no reconoce este supuesto de congelación salarial y entiende que la negociación de los salarios públicos está todavía abierta. En este sentido, el sindicato reclama una explicación urgente al Ministerio de Hacienda, ante la incertidumbre que se genera sobre más de 2,5 millones de empleados públicos y sus familias, que esperan una aclaración.