CSIF inicia una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para evitar la congelación salarial de los empleados públicos
24 de Octubre de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha iniciado una ronda de contactos con los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados para evitar que se produzca la congelación salarial de los empleados públicos ante la ausencia de Presupuestos Generales del Estado.

CSIF ha iniciado esta ronda con el Grupo Parlamentario Socialista, al que ha manifestado su más absoluto rechazo al plan presupuestario remitido por el Gobierno a Bruselas, que prevé un escenario de congelación salarial.

CSIF no reconoce este supuesto de congelación salarial y entiende que la negociación de los salarios públicos está todavía abierta, después de que el Gobierno aplazara la presentación del proyecto de PGE, coincidiendo con la crisis institucional en Cataluña.

En este sentido, el sindicato pretende que los grupos parlamentarios reclamen una explicación urgente al Ministerio de Hacienda, ante la incertidumbre que se genera sobre más de 2,5 millones de empleados públicos y sus familias, que esperan una aclaración.

La última oferta del Gobierno fue un incremento del 1,5 por ciento en los salarios más un 0,25 por ciento adicional en el caso de que se cumplan las previsiones de crecimiento económico. Si además, el PIB crece medio punto más de lo pronosticado por el Gobierno, esta parte variable podría subir un 0,25% más hasta el 0,5% en 2018.

Reclamamos a Hacienda que retome lo antes posible el diálogo social y la negociación presupuestaria, de manera paralela a las actuaciones que se están llevando a cabo para resolver la crisis creada en Cataluña.

CSIF entiende que la labor de los empleados públicos es fundamental para la cohesión social y la vertebración estatal de los servicios públicos que reciben los ciudadanos, residan donde residan. El sacrificio y el papel que han jugado durante los últimos años ha sido fundamental para la recuperación económica y por tanto deben empezar a recuperar ya el poder adquisitivo perdido.