Medio Ambiente confirma a CSIF la presencia de los agentes forestales y medioambientales en el futuro Consejo Forestal
23 de Octubre de 2017

El Ministerio de Medio Ambiente ha confirmado a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) que los agentes forestales y medioambientales estarán presentes en el futuro Consejo Forestal, órgano consultivo del departamento de Isabel García Tejerina en políticas de monte y forestal.

En el marco del IV Congreso Estatal de Agentes Forestales y Medioambientales, celebrado en el Valle de Arán, los días 18, 19 y 20 de octubre, la representación del Ministerio ha accedido a la petición de CSIF, con el fin de dar una voz única que represente a los 6300 agentes forestales del Estado en este órgano.

La protección y conservación de los recursos naturales con diferentes fines ha sido una constante en las diferentes etapas históricas por las que han atravesado nuestro país los Agentes Forestales y Medioambientales, con independencia de su denominación corporativa específica. Los agentes son funcionarios públicos dependientes de las diferentes Administraciones que tienen atribuida por Ley la condición de Agentes de Autoridad, Policía Administrativa Especial y Policía Judicial genérica.

En la actualidad 6500 Agentes desarrollan su función de Policía Medioambiental en todos y cada uno de los rincones del medio rural español, protegiendo y conservando el importante Patrimonio Natural que posee nuestro país, cumpliendo el mandato del artículo 45 de la Constitución y las obligaciones de protección del Medio Ambiente marcadas por los Tratados y Directivas de la Unión Europea.

Los Agentes Forestales y Medioambientales son los garantes públicos de la policía, custodia y vigilancia del medio natural, de su fauna y flora. Sus funciones y competencias cubren cuantas actividades se desarrollen en él, teniendo acceso habilitado por Ley estatal a todos los montes o terrenos forestales, con independencia de su titularidad y régimen jurídico, por lo que es imprescindible ahora conseguir el consenso necesario para que un representante del colectivo le de voz en este órgano consultivo.