CSIF reclama servicios públicos contra incendios operativos durante todo el año, con personal suficiente y condiciones laborales dignas
La gravedad de los últimos incendios obliga a Gobierno y comunidades autónomas a revisar las políticas de prevención y extinción de incendios
17 de Octubre de 2017

Ante la gravedad de los incendios que se vienen produciendo en estos últimos días en Galicia, Asturias o Castilla y León, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclama al Gobierno la urgencia de disponer de operativos antiincendios públicos, operativos durante todo el año, dotados con personal suficiente, condiciones laborales dignas y reconocidas para mejorar la gestión y la prevención de incendios.

En este sentido, CSIF considera que es imprescindible la creación a nivel nacional, de una ley marco tanto para agentes forestales y bomberos, o la creación del cuerpo que se integre totalmente en el 112 de Emergencias.

Asimismo reclamamos la necesidad de reforzar el papel de los agentes medioambientales como policía administrativa y judicial, que permita mejorar la coordinación y el enfoque de las políticas contra incendios (prevención, extinción, investigación, restauración forestal) y el cuidado del medio ambiente.

Se trata de una reivindicación histórica de CSIF, que ha convocado movilizaciones periódicas. Esta reivindicación se ha convertido en un clamor dado el fin de campaña de incendios forestales que se está viviendo en todo el territorio español.

En el caso concreto de Galicia, CSIF denuncia la fragmentación del modelo de extinción y la alta temporalidad de efectivos que están lastrando la eficacia de acción en las oleadas de incendios. CSIF también echa en falta autocrítica de la Xunta sobre los dispositivos autonómicos contra la extinción de incendios.

Para CSIF es imprescindible que la misma categoría de Bombero Forestal, que por otro lado ya existe en Andalucía, Galicia, La Rioja y Extremadura, se haga extensible a todas las comunidades autónomas, o bien el reconocimiento de unas brigadas de emergencias, como hay en la Comunidad de Valencia.

Desde CSIF consideramos que el Gobierno debe asumir que las alteraciones climatológicas que estamos viviendo, son cada vez más comunes y que la posibilidad de incendios se puede producir durante todo el año. Esto exige aplicar una política de prevención adecuada, con una dotación de recursos suficientes, para extinguir con eficacia y contundencia los incendios en su inicio y no dejar que se extiendan.