El Sindicato CSIF AENA-ENAIRE se congratula del cese del Presidente de AENA que ha querido venderse como un cese a petición propia
27 de Septiembre de 2017

El Sindicato CSIF AENA-ENAIRE se congratula de que el Ministro de Fomento D. Iñigo de la Serna y al Secretario de Estado de Infraestructuras y presidente de ENAIRE (dueña del 51% de AENA) D. Julio Gómez-Pomar hayan cesado al Presidente de AENA D. José Manuel Vargas Gómez por la desastrosa gestión que ha realizado en AENA, donde únicamente se ha preocupado por los resultados económicos que han beneficiado a los Fondos de Inversión y no por el servicio público que esta empresa debe dar a toda la sociedad española. Dicho cese ha querido venderse por motivos políticos que ha sido por “razones personales” cosa que a CSIF le consta que no es cierto.

El Sr. Vargas además se va sin que haya un sustituto, haciendo un enorme daño a la empresa que cotiza en el Ibex35, lo cual es algo muy poco profesional por su parte y genera un gran daño a la imagen y cotización de la empresa. Ninguna compañía del IBEX35 cesa a su Presidente sin anunciar al momento el sustituto.

Los acontecimientos de este verano en Barcelona, con la empresa EULEN, que obligó al Gobierno de la Nación a convocar un Consejo de Ministros Extraordinario, suspendiendo las vacaciones del Gobierno, no fue el primer problema que ha tenido que enfrentar AENA en los últimos años de su gestión: Chaquetas Verdes, Limpieza de varios aeropuertos también se han visto afectados por conflictos que se han generado por la gestión absolutamente economicista del Presidente Vargas.

Para el Presidente de AENA Sr. Vargas prima más el interese de los Fondos de Inversión Extranjeros que son dueños de una parte de AENA que el servicio público y el sector turístico que tanto empleo crea en España. Ahora que se habla del término “turismofobia” pensamos que es plenamente aplicable a la figura de este Presidente cuyo modelo liberal estaba totalmente amortizado y su gestión es un verdadero peligro para el turismo.

Además de todo esto, la gestión del Presidente Varga ha sido muy polémica y CSIF considera que debe abrirse una Comisión de Investigación en el Congreso de los Diputados. La valoración de la empresa en 58 EUR (estando ya en más de 160 EU) ha hecho perder al patrimonio público miles de millones. La privatización del 49% supuso una recaudación para el Estado de 4.263 millones. Si entonces el valor de las acciones estaba 58 EUR, ahora el precio del título se sitúa en 164, lo que supondría una capitalización de 24.600 millones. Es decir, la hacienda pública ha perdido 7.791 millones.

El Sr. Gómez-Pomar, Presidente de ENAIRE y dueño del 51% de las acciones, como accionista mayoritario, han cumplido la obligación, a juicio del sindicato CSIF, de cesar de su cargo al Presidente de AENA José Manuel Vargas y poder mejorar de inmediato la gestión la empresa en beneficio del turismo.