Otro año más sin la fiesta de la Merced
22 de Septiembre de 2017

De nuevo y gracias a la ineficacia de los gestores de Instituciones Penitenciarias, con su Secretario General al frente, nos vemos obligados a renunciar a la celebración de nuestra Patrona.

Nos gustaría poder celebrar la festividad en la que muchos compañeros ven reconocido su buen hacer penitenciario. Desde CSI-F nuestras Felicitaciones sinceras a todos los compañeros homenajeados.

Pero salvo estas felicitaciones, no existen más motivos de celebración:

Seguimos siendo un colectivo envejecido, mal formado, con enormes carencias de personal (nos faltan 3000 trabajadores para poder cubrir las plazas necesarias, sin contar la apertura de los nuevos centros de Archidona, Soria y Ceuta).

El proceso de privatización sigue su marcha de manera decidida por parte de la Secretaría General, pese a su enorme coste económico.

Cada año se conculcan los derechos de los trabajadores al no convocar un concurso de traslados (DERECHO DE PROMOCION PROFESIONAL Y MOVILIDAD), lo cual significa que otro año más un elevado número de profesionales se encontrarán alejados de sus familias.

Nuestro sueldo se ve cada día que pasa más mermado, no recuperamos el poder adquisitivo, pese a las numerosas soluciones que las Organizaciones Sindicales le planteamos a la Secretaria General: Subida de niveles, nuevos complementos, etc...

Que decir de la situación de los compañeros en prácticas, ya van tres promociones de Funcionarios en prácticas. La apuesta es ver cuantas promociones de prácticos estarán trabajando a la vez.

La renuncia a la defensa de la dignidad y dignificación de nuestro trabajo por parte Secretaría General y el Ministerio hace que esta labor deba ser asumida por las Organizaciones Sindicales (llevada a cabo de manera muy gustosa por nuestra parte).

Motivos que no solo no nos permiten la celebración de nuestra Patrona, si no que nos obliga a solicitar de manera inmediata:

¡¡EL CESE DEL SECRETARIO GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS ¡!