La huelga de examinadores de tráfico provoca la suspensión de 50.000 exámenes en toda España
Cerca de 100.000 personas se quedarán sin hacer su examen este verano por el inmovilismo y el silencio de la DGT
28 de Junio de 2017

La huelga de examinadores de tráfico ha provocado la suspensión de 50.000 exámenes a lo largo del mes de junio, cifra que se doblará a lo largo de los paros que se celebrarán en julio, como consecuencia del inmovilismo de la Dirección General de Tráfico (DGT) en este conflicto laboral.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativos en las administraciones públicas, que apoya la huelga de la Asociación de Examinadores (Asextra) advierte de que estos exámenes generarán una lista de espera inasumible, que se trasladará a los primeros meses del año que viene, con el perjuicio que ello supone para las personas afectadas y las autoescuelas. Las autoescuelas ya están llevando a cabo manifestaciones por este motivo.

El pasado 20 de junio, la Dirección General de Tráfico (DGT) ofreció a los sindicatos la creación de una escala específica de personal examinador. Desde CSIF se valora la creación de esta escala (en la actualidad no existe y los funcionarios acceden al puesto de examinador a través de un curso interno) porque podría acceder personal de fuera de la Administración por oposición libre y “se aleja el fantasma de la privatización.

No obstante, esta propuesta, aunque contempla su adscripción al grupo C1 de funcionarios, es insuficiente porque la nueva escala no cuenta con un complemento específico en el ámbito de las retribuciones y no afectaría al conjunto de la plantilla (de los 750 examinadores, 300 no verían reflejado ningún incremento en su nómina al tener ya una categoría superior).