El personal laboral en el consulado de Sidney (Australia) comienza hoy una nueva huelga en el exterior para lograr mejoras salariales
23 de Junio de 2017

El personal laboral en el consulado de Sidney (Australia) comienza hoy una huelga indefinida para reclamar una subida salarial, de entre un 20 y un 50 por ciento, tras ocho años de congelación de sueldo, agravados con fuertes subidas en el coste de la vida, con el incremento de precios en estos países. En el caso de Australia, en este periodo, se han cuadriplicado el precio de alquiler de pisos, así como los gastos en escolarización.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, extiende así la protesta del personal laboral en el exterior. En el caso de que la Administración no mueva ficha, también se convocarán este verano protestas en Nicaragua y Ginea Ecuatorial. Después de septiembre, podrían convocarse huelgas en todos los países.

Esta posición ha sido trasladada, el pasado día 20, en una reunión entre los sindicatos y los departamentos afectados (Exteriores, AECID, Empleo y Seguridad Social, Función Pública, Fomento, Agricultura…)

CSIF reclama un compromiso global del Gobierno para revisar las retribuciones en el conjunto de los países (con un incremento mínimo de dos dígitos) y a partir de esa subida común, analizar las situaciones particulares de los diferentes ámbitos, empezando por Argentina, primer país en el que se convocó huelga.

Los representantes de la Administración han indicado que analizarán las posibilidades presupuestarias con la Secretaría de Estado de Función Pública y la Dirección General de Costes, si bien, no han trasladado aún ningún compromiso.