La ONCE retira el servicio fisioterapia a sus trabajadores con discapacidad en la empresa Ilunion
CSIF denuncia este recorte unilateral, sin negociación ni previo aviso, y sin tener en cuenta las necesidades reales de la plantilla
19 de Junio de 2017

La sección sindical en Ilunion de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha remitido un escrito a la dirección de esta compañía multiservicios de la ONCE en el que le insta a devolver el servicio de fisioterapia gratuito del que disfrutaban los empleados con discapacidad de esta empresa (alrededor del 38% del total, más de 12.000, sobre los 33.000 empleados que tiene en la actualidad), y que fue retirado de manera unilateral, sin ninguna justificación y sin negociación con los sindicatos.

Desde el pasado 31 de enero, estos trabajadores con diferentes grados de discapacidad vieron como Ilunion les retiraba, de la noche a la mañana, el servicio de fisioterapia gratuito y lo transformaba en un sistema de copago, por el que el trabajador debe abonar más de la mitad del coste de cada sesión (54,5%). A través de un correo electrónico, esta empresa anunciaba tal supresión, lo que ha supuesto un mazazo para los trabajadores. Además del copago, la duración de cada sesión ha bajado de los 45 minutos de antes a la media hora actual.

CSIF, sindicato mayoritario en Ilunion Centro especial de Empleo CSC, denuncia que se ha quitado este bono social sin tener en cuenta las necesidades reales de la plantilla, la situación económica de cada afectado y sin valorar las consecuencias para los trabajadores que no se puedan permitir este nuevo sistema de copago. Y, por supuesto, esta modificación se ha llevado a cabo sin ningún tipo de negociación con los representantes de los trabajadores.

Este sindicato ha pedido a la dirección de Ilunion la retirada de este copago para los trabajadores con discapacidad y se vuelva a los bonos gratuitos, como se venía haciendo. Para CSIF se trata de una decisión, además de injustificada, desafortunada, por lo que insta a la empresa a recapacitar y a restaurar este derecho. Sobre todo porque se trata de una medida que se ha tomado sin que el volumen de subvenciones del Estado que recibe Ilunion se haya visto mermado.

Han sido los trabajadores no discapacitados de Ilunion, beneficiarios ahora del copago, los que han puesto el grito en el cielo tras comprobar la injusticia que se ha cometido con sus compañeros que se beneficiaban de esta ayuda social por parte de la empresa. No obstante, no es la única ayuda que ha desaparecido: desde hace un año, los empleados de esta compañía tampoco reciben un complemento para hacer frente a tratamientos farmacológicos costosos.