Las altas temperaturas y las averías en aparatos de refrigeración provocan plantes de trabajadores en oficinas del DNI, juzgados y colegios
La oficina del DNI de Distrito Centro de Madrid, con temperaturas de 40º, cierra al público de manera temporal
16 de Junio de 2017

La oficina de expedición del documento nacional de identidad (DNI) de la C/ Luna ha cerrado hoy al público después de que, desde el pasado martes, se estén registrando en el interior de estas dependencias temperaturas de 40 grados. La delegada de prevención del sindicato CSIF visitó el centro y determinó que se debía cerrar, decisión que fue secundada por la mayoría de delegados del comité y que se ha llevado a cabo esta misma mañana.

Por este motivo, se están derivando a los trabajadores y al público a dependencias de otros distritos. Como la medida de colocar ventiladores durante esta semana por parte de la Subdirección general no ha conseguido bajar las altas temperaturas, van a comenzar unos trabajos de reparación del aire acondicionado, con el fin de intentar restaurar el servicio lo antes posible.

Se espera que a lo largo del fin de semana esté reparado, y, en caso contrario continuaría el cierre de la oficina hasta su solución. En cualquier caso, CSIF lamenta que se haya llegado a una situación previsible, ya que el año pasado hubo una avería similar, y ante la que se ha reaccionado demasiado tarde, ocasionando perjuicios en los ciudadanos, que al final son los principales afectados.

No es el único caso de estrés térmico en oficinas de atención al público. En los juzgados de Valdemoro, como ya sucedió los dos veranos anteriores, se están registrando temperaturas superiores a los 31 grados, cuatro grados por encima de la máxima recomendada por el Instituto Nacional de Seguridad de Higiene en el Trabajo (INSTH), que señala que la temperatura debe estar entre 17 y 27ºC para trabajos sedentarios propios de oficina. Así figura en el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

Por su parte, los juzgados de Majadahonda cerraron ayer sus puertas también después de que los termómetros del Juzgado de Primera Instancia número 2 marcaran 35 grados. Un delegado de CSIF ha comprobado in situ esta misma mañana que todos los juzgados de esta localidad registraban una temperatura de 32 grados, mientras que en el vestíbulo se llegaba a los 37ºC.

Las aulas de distintos centros educativos de la Comunidad de Madrid también han sufrido los estragos de las altas temperaturas registradas durante la última semana. Ayer, seis alumnos del instituto Neil Amstrong, de Valdemoro (Madrid) tuvieron que ser trasladados ayer al hospital de la localidad por mareos y deshidratación. Tal y como pidió CSIF el pasado lunes, la Consejería de Educación ha tomado la primera medida de calado, que no es otra que la anticipación del comienzo de la jornada lectiva y reducción de la misma.
CSIF Educación Madrid insta a la Administración a tomar medidas personalizables en cada centro, para que sea el propio equipo directivo el que pueda decidir qué medidas tomar de manera inmediata en casos de temperaturas extremas, y que se dediquen partidas presupuestarias para adecuar y actualizar las instalaciones de los centros de forma que se pueda hacer frente a estas situaciones, con el objetivo de crear un entorno cómodo y seguro que no interrumpa la actividad lectiva.