Defensa baja un 20 por ciento el salario a personal investigador en armamento y seguridad
CSIF inicia hoy movilizaciones y pide la dimisión de los responsables del INTA
15 de Junio de 2017

El Ministerio de Defensa ha rebajado 20 por ciento el salario del personal del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), investigadores en tecnologías de seguridad y armamento, una media de 326 euros mensuales. Esta bajada se hará efectiva en la nómina del mes de junio.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, inició hoy movilizaciones, con una concentración en la base aérea de Torrejón que culminarán a finales de mes con una concentración frente al Ministerio de Defensa, del conjunto de trabajadores. Asimismo, ha solicitado la dimisión del director y del secretario general del Instituto.

Esta bajada salarial es consecuencia de proceso de reestructuración de organismos de la Defensa impulsado por el Gobierno, que ha integrado en el INTA a centros como el Instituto Tecnológico la Marañosa, el Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo y el Laboratorio de Ingenieros General Marvá. CSIF denuncia, en este sentido, el incumplimiento por parte del Ministerio de los compromisos retributivos con el personal civil laboral del Nuevo INTA, resultado de la fusión.

CSIF advierte de que La incapacidad activa o pasiva de sus gestores, han llevado al únicoOrganismo Público de I+D+I de Defensa, a una situación de colapso, en la que se veráncomprometidos proyectos internacionales con Agencias Espaciales como la ESA, NASA y JAXA,así como otras Agencias Aeroespaciales Europeas, así como con países con los existe tratados decolaboración como Colombia.

Al mismo tiempo, se incumplirán obligaciones contractuales con Empresas Multinacionales, como Rolls Royce, EADS, EXPAL, el propio Ministerio de Defensa (DEGAM) y con instituciones del prestigio del “Max Plan Institute”. El Ministerio de Defensa pone en grave peligro la viabilidad del único Organismo Público de Investigación (OPI) de Defensa, por motivos inexplicables, salvo que exista la voluntad previa de llevarlo al DESASTRE y ponerlo en manos privadas.