Justicia licita el contrato del nuevo programa informático del Registro Civil, por 13 millones de euros, sin definir aún el modelo de este servicio público
Tras presentar la prórroga de la vacatio legis de la Ley 20/2011 del Registro civil
15 de Junio de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige la derogación de la Ley 20/2011 e insta al Ministerio a abrir la mesa de negociación para garantizar que el Registro civil seguirá siendo gestionado por funcionarios de Justicia con carácter de exclusividad

Asimismo, CSIF ha solicitado al Ministerio que en el diseño e implantación del nuevo programa se cuente con la participación de quienes mejor conocen el Registro civil: los funcionarios de Justicia.

CSIF rechaza radicalmente la actual redacción de la Ley 20/2011 en lo que se refiere a la organización del Registro civil. En consecuencia, en el nuevo contexto en el que nos movemos, tras la presentación de la prórroga de la “vacatio legis” hasta el 30 de junio de 2018:

• CSIF exige la derogación de la Ley 20/2011 porque ya no caben más prórrogas que condicionen la negociación del nuevo modelo, y así evitar su entrada en vigor de forma absoluta.

• CSIF exige la apertura inmediata de la mesa de negociación para establecer el nuevo modelo de Registro civil consensuado sobre la base de un servicio público, electrónico, gratuito, dentro de la Administración de Justicia y gestionado por funcionarios de Justicia, manteniendo la actual estructura y potenciando los Juzgados y Agrupaciones de Paz.