CSIF recurre y pide suspensión cautelar del decreto que impone el uso del valenciano en la Administración autonómica
El sindicato interpone recurso contencioso contra el Consell por vulnerar el derecho a la libertad de expresión y conculcar el EBEP
31 de Mayo de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana un recurso contencioso contra el decreto 61/2017, de 12 de mayo, del Consell, que regula los usos institucionales y administrativos de las lenguas oficiales en la Administración de esta comunidad autónoma.

La central sindical, además, ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana la suspensión cautelar de ese decreto “por los perjuicios de imposible o difícil reparación”.

El sindicato argumenta en el recurso que establecer el valenciano como lengua destacada “la sitúa en posición de prevalencia, lo que vulnera lo establecido en el artículo 3 de la Constitución Española, el artículo 6 del Estatuto de Autonomía, así como el artículo 7 de la Ley 4/1983 que el propio decreto impugnado desarrolla”. Así, considera la central sindical que coloca al valenciano en un plano diferente del castellano a pesar de que las dos son oficiales y han de situarse al mismo nivel.

CSIF afirma que este decreto atentaría contra los artículos 20 y 23 de la Constitución Española, que defienden el derecho a la libertad de expresión y el acceso a cargos y funciones en igualdad de condiciones. Señala que la Administración debe garantizar el derecho de los empleados públicos a utilizar la lengua que libremente escojan, de entre las oficiales, al hablar y escribir en el ejercicio de sus funciones. La normativa aprobada por el Consell, que especifica la lengua en la que realizar esas tareas, atentaría contra esa libertad de expresión lingüística del trabajador.

CSIF además advierte de que el decreto “no fue negociado con los representantes de los trabajadores, como resulta obligado de conformidad con lo dispuesto en el artículo 37 de la Ley 7/2007 por la que se aprueba el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP)”. No se produjo la negociación a pesar de afectar a las condiciones de trabajo.