CSIF y la Delegada del Gobierno para la Violencia de Género abordan medidas para mejorar la protección de las empleadas públicas
Es preciso revisar y potenciar las medidas de prevención y movilidad en el ámbito de la Administración General del Estado
10 de Abril de 2017

La secretaria de Igualdad de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Marian Mur, mantuvo hoy una reunión con la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, María José Ordóñez, para analizar las políticas de prevención y lucha contra este problema en el ámbito de las Administraciones Públicas.

En línea con su comparecencia en el Congreso de los Diputados, la secretaria de Igualdad de CSIF –sindicato más representativo en las administraciones públicas-- trasladó a la delegada del Gobierno la necesidad de mejorar la prevención y la movilidad de las empleadas públicas que sufren este tipo de situaciones para mejorar su protección. Tanto CSIF como la delegada del Gobierno coinciden en la necesidad de potenciar el rol de la Administración General del Estado como un ámbito ejemplarizante en la lucha contra esta lacra social.

En este sentido, la delegada del Gobierno valoró de manera positiva las propuestas que realizó el sindicato y se comprometió a establecer un plan de trabajo para evaluar la aplicación de las medidas contempladas en el II Plan de Igualdad de la Administración General del Estado y favorecer la puesta en marcha del Plan de Actuación y Prevención de Mujeres Víctimas de Violencia de Género en este ámbito.

El objetivo es favorecer la movilidad de las mujeres que sufren este problema, mejorando los procesos de traslado, con garantías de confidencialidad, celeridad y el mantenimiento de sus retribuciones en el caso de que tengan que cambiar de destino. Además, es fundamental mejorar la formación y la sensibilización del personal de Recursos Humanos para abordar de manera adecuada este tipo de situaciones.

La delegada del Gobierno también se mostró receptiva ante la propuesta de CSIF para potenciar el papel de las Unidades de Igualdad de los diferentes departamentos ministeriales, así como a nivel periférico. Igualmente, valoró de manera positiva la necesidad de desarrollar la figura del delegado sindical especializado en Igualdad y Violencia de Género.