CSIF presenta una queja a la Defensora del Pueblo por la discriminación de los funcionarios en el Permiso de Paternidad

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado ha presentado una queja a la Defensora del Pueblo por la discriminación que sufre el colectivo de funcionarios en la aplicación del permiso de paternidad, que entró en vigor este año.

En vísperas de la celebración de la festividad del Día del Padre, CSIF realiza esta denuncia por las diferencias en el tratamiento de este permiso respecto al grueso del personal que se rige por el Estatuto de los Trabajadores, tanto en la duración, como en el régimen de disfrute.

La denuncia recoge el caso de A.S.L, un funcionario de la DGT al que le fue denegado el permiso de paternidad porque en el momento del nacimiento de sus hijos (una pareja de mellizos) se encontraba de baja por un accidente laboral in itinere.

Esto se debe a que el Estatuto Básico del Empleado Público (norma que regula las relaciones laborales del personal funcionario) solo permite disfrutar el permiso de paternidad a partir de la fecha del nacimiento, mientras que el resto de los trabajadores lo pueden solicitar durante las 16 semanas siguientes al parto.

Además, para el funcionario no se contempla la ampliación del permiso de paternidad en caso de parto múltiple ni se regula la posibilidad de disfrutar del permiso en régimen de jornada parcial.

En este sentido, CSIF reclamará a los grupos parlamentarios del Congreso que promuevan una modificación del Estatuto Básico del Empleado Público para acabar con esta discriminación.