Manifiesto Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, 16 de Marzo 2017
15 de Marzo de 2017

CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, arranca con la campaña de concienciación sobre el respeto en los centros de trabajo con el lema “Las diferencias nos enriquecen y el respeto nos une en el Trabajo” y se suma en este 16 de marzo 2017 a la conmemoración del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario en su lucha por la erradicación de la violencia en el trabajo.

El objetivo de este día es sensibilizar a las Administraciones Públicas, a los propios profesionales y a los ciudadanos del grave problema que suponen las agresiones a profesionales que desarrollan su trabajo en el entorno de los servicios de salud porque afecta de forma sustancial a la actividad sanitaria, al clima laboral, y a la salud de la propia persona y por ende a la propia sanidad que es uno de los pilares básicos de nuestra sociedad del bienestar.

La entrada en vigor desde el 1 de julio de 2015 de la reforma del Código Penal, que contempla como delito de atentado contra la autoridad, las agresiones a sanitarios que trabajan en el sector público, ha supuesto un avance; aunque este no se vea reflejado en la erradicación de las agresiones. En este pasado año 2016 siguen aumentando las estadísticas de agresiones según los datos publicados por los servicios de salud.

CSI·F reflexionamos ¿Qué existe detrás de estas lamentables cifras?

  • Las agresiones lejos de reducirse siguen in crescendo a pesar de las medidas aplicadas hasta el momento.
  • Las agresiones son sufridas mayormente por el personal asistencial y de atención al público.
  • El mayor número de agresiones son no físicas.
  • Entre las principales causas desencadenantes de las agresiones se encuentran la disconformidad por la asistencia, el trato, trastornos psiquiátrico agresivo y tiempos de espera excesivos.
  • Pérdida de valores como el respeto, honestidad, empatía, diálogo, etc.
  • Recursos materiales y humanos insuficientes que provocan crispación en la población y se trasladada equivocadamente a las personas que ofrecen servicios esenciales para la vida.
  • Actitud de pasividad y normalidad ante hábitos agresivos.
  • Protocolos de actuación y prevención de violencia en el trabajo poco efectivo.
  • Falta de implicación de las Administraciones Públicas y demás instituciones para erradicar esta problemática.

CSIF exige medidas reales y eficaces para la seguridad de los profesionales en el ámbito sanitario. Tomar conciencia del camino a seguir para conseguir el Respeto en los centros de trabajo y Tolerancia cero a las agresiones, gracias al respaldo al 100% de la Administración.

Es necesario hacerse responsables de esta problemática y esto no supone únicamente el llevar un registro de las agresiones y se instaure un protocolo de prevención, … sino que se hace necesario cambiar el paradigma, fomentar la convivencia, la tolerancia, realizar campañas para concienciar a la ciudadanía de que si es posible y tiene cabida un entorno laboral de respeto y cero violencia.

De esta valoración emana el compromiso de CSIF de actuar y minimizar este fenómeno, la salud es el bien más preciado que tiene el ser humano y no es tolerable que en el desempeño de su trabajo pueda estar sometido en algún momento a algún tipo de violencia.

Con el Proyecto CSIFAYUDA hemos asumido una responsabilidad y hemos propuesto un salto cualitativo en la atención, ofreciendo un asesoramiento, un apoyo desde distintas perspectivas a personas que se encuentren en situaciones de conflicto, y que puedan ver afectada a su salud mental, emocional y/o física.

POR UNA CONCIENCIA DE RESPETO EN EL TRABAJO, SÚMATE A CSIF