CSIF se suma a la concentración de Navantia en Madrid ante la SEPI para exigir la aplicación del tercer convenio colectivo en la empresa
• CSIF reclama el comienzo de la negociación de un convenio único para la totalidad de la plantilla a nivel nacional

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, se ha sumado hoy a una concentración de Navantia en Madrid ante la sede de la SEPI en la que se ha exigido la aplicación del III convenio colectivo de la empresa, tras la resolución del Supremo que invalida el IV, y el comienzo de la negociación del convenio único a nivel nacional, que incluya a la totalidad de la plantilla y en concreto al colectivo de los Técnicos Superiores procedentes de los astilleros militares (EN Bazán), que no están recogidos en los actuales convenios colectivos.

A la concentración han acudido los comités de empresa de Ferrol (Fene y Ferrol), Cádiz (Puerto Real, San Fernando y Cádiz) y Cartagena, además de la mayor parte de la plantilla de Madrid, así como diputados y senadores de todos los partidos políticos excepto del PP.

Entre los políticos se encontraba el diputado de Ciudadanos por Cádiz Francisco Javier Cano Leal, que ayer registró una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para promover la negociación de un convenio colectivo único para Navantia que incluya a la totalidad de la plantilla y muy especialmente al colectivo de técnicos superiores, tal y como ha venido reclamando insistentemente CSIF.

Desde CSIF, además de la aplicación del III Convenio y de la negociación del convenio único, defendemos una mayor carga de trabajo, rejuvenecimiento de la plantilla, regulación de las condiciones de los técnicos superiores, plan de inversión comprometido, inversión en I+D+I y regulación de la industria auxiliar.

CSIF subraya que este cuerpo lleva ocho años con el salario congelado y diez sin ningún tipo de promoción profesional provocando una total desmotivación debido a la política nefasta que ejerce el área de Recursos Humanos de la empresa