CSIF lleva a los tribunales a la Generalitat Valenciana por vulnerar la libertad sindical en la negociación de su política lingüística
CSIF fue expulsado de una reunión, tras oponerse al requisito lingüístico que quiere imponer el Gobierno valenciano en la función pública
06 de Marzo de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha interpuesto recurso contencioso administrativo contra la Generalitat Valenciana por infringir el derecho a la libertad sindical, que recoge la Constitución Española en su artículo 28.1.

CSIF ha presentado esta denuncia después de que sus representantes fueran expulsados de una reunión a la que habían sido convocados para informar de las últimas novedades en el anteproyecto de la Ley de Empleo Público de la Comunidad Valenciana., que incluye el requisito lingüístico para el acceso a la función pública de esta comunidad autónoma.

CSIF se opone a esta política lingüística al entender que no garantiza la igualdad de oportunidades ni recoge la realidad del uso del valenciano en esta comunidad autónoma, que no es homogéneo.

Pues bien, los representantes de la Generalitat decidieron expulsar de la reunión a CSIF para continuar informando únicamente a las organizaciones sindicales que se han pronunciado a favor de su política lingüística.

CSIF explica en su escrito de denuncia la vulneración que se ha producido “en la vertiente del derecho a la negociación colectiva, ya que se le ha impedido al sindicato por la actuación concreta de la Administración”. A nuestro entender, esta decisión de la Generalitat “pone de manifiesto la negociación con solo algunos de los sindicatos convocados”.

La reunión estuvo convocada por la consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, y el conseller de Educación, Investigación y Cultura y participaron los sindicatos de la Mesa General de Negociación de la Generalitat, entre los que se encuentra CSIF.

En su petición al juzgado, CSIF solicita la admisión del recurso contencioso administrativo por “el procedimiento especial para la protección de los derechos fundamentales contra la actuación administrativa mencionada”.

Los hechos motivo de este contencioso ocurrieron el pasado 21 de febrero, cuando CSIF, después de ser convocado a una reunión, fue obligado a salir. En esta cita la Conselleria acordó la imposición del requisito lingüístico en Administración del Consell, tal como había pactado con tres sindicatos, en lugar de aplicarlo como mérito, medida que reclama la central sindical.