CSIF plantea a la Presidenta del Congreso un acuerdo político para desbloquear la oferta de empleo público y actualizar salarios en la Administración
• 230.000 empleados públicos están a las puertas de la jubilación
•Los servicios públicos ya sufren los efectos de la parálisis presupuestaria y la ausencia de oposiciones
27 de Febrero de 2017

Miguel Borra, presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) --sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privada— ha mantenido un encuentro institucional con la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, para trasladarle de primera mano las reivindicaciones del colectivo de empleados públicos.

CSIF considera que los grupos parlamentarios deben entender el mensaje de entendimiento lanzado de las urnas, que se traduce en la ausencia de mayorías, y promover acuerdos en ámbitos fundamentales como son las Administraciones Públicas.

En este sentido, señaló la necesidad de presentar unos Presupuestos Generales del Estado, o en su caso propiciar un acuerdo parlamentario que permita la convocatoria de una oferta de empleo público para reforzar las plantillas y revisar los salarios para recuperar el poder adquisitivo.

En relación a la oferta de empleo público, CSIF advierte de que 230.000 empleados públicos están a las puertas de la jubilación. Por tanto, el sindicato intensificará su acción sindical, a través de la interlocución con grupos parlamentarios para conseguir este objetivo.

La escasa voluntad política para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado está provocando una parálisis en los procedimientos para la aprobación de las correspondientes ofertas de empleo en las comunidades autónomas y en la Administración Central. Esta situación ya está teniendo efectos negativos en diferentes ámbitos: Educación, Sanidad, Justicia, Seguridad Social, Dirección General de Tráfico, Prisiones, entre otros.

La calidad de los servicios que reciben los ciudadanos no puede ser rehén de la táctica política, Reclamos a nuestros representantes altura de miras y sentido de Estado para salvaguardar los servicios que prestan nuestras administraciones.

CSIF ya ha trasladado formalmente al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, la lista de prioridades para iniciar el diálogo social y tomar decisiones que permitan afrontar el déficit de personal y recuperar el poder adquisitivo de los empleados públicos, tras años de recortes.

CSIF también defiende la recuperación de las condiciones laborales perdidas durante la crisis, como es el caso de los descuentos en la nómina por baja médica, o la jornada laboral de 35 horas semanales.