El grueso de las plantillas acude a su trabajo con profesionalidad, tras la ‘sugerencia’ de la Generalitat para que se cogieran un día libre
CSIF supervisa los departamentos de personal de la Generalitat para evitar presiones políticas sobre los empleados públicos
06 de Febrero de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en el conjunto de las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, en el ejercicio de su labor sindical, ha supervisado la actividad de los departamentos de personal dependientes de la Generalitat, con el fin de evitar presiones políticas sobre los empleados públicos para que acudan a la manifestación en apoyo al ex presidente Artur Mas.

Estos días, representantes de CSIF se han reunido con diferentes responsables de personal dependientes de la Generalitat para garantizar que no se han producido instrucciones de ningún tipo para animar o presionar a las plantillas, después de que la consellera de Gobernación animara a los funcionarios a cogerse un día libre para acudir a la manifestación.

Este miércoles, la Ejecutiva de CSIF mantendrá una reunión con los diferentes sectores del sindicato para abordar la situación política en Cataluña y sus efectos sobre la actividad de los empleados públicos. La Central Sindical se mantendrá vigilante ante la posibilidad de que se produzca cualquier tipo de ‘represalia’ o si cualquier empleado público vea alterada su actividad diaria por decisiones políticas que alteren su independencia en el ejercicio de su puesto.

Desde el respeto a las legítimas opciones políticas, CSIF aplaude la profesionalidad de los empleados públicos catalanes que con su labor velan a diario por el correcto funcionamiento de los servicios que reciben los ciudadanos en diferentes ámbitos: la sanidad, la justicia, la educación las fuerzas y cuerpos de seguridad... El grueso de las plantillas acudió hoy a su puesto de trabajo, como no podría ser de otra manera.

CSIF recuerda que los empleados públicos deben actuar con independencia y velar por el cumplimiento de la normativa vigente y rechaza que desde los poderes políticos se presione a este colectivo.

Por otra parte, CSIF reactiva su protocolo para proteger a los funcionarios catalanes ante la posibilidad de recibir órdenes de dudosa legalidad, en el marco del proceso soberanista.

Los servicios jurídicos del sindicato ofrecen una serie de pautas ante la disyuntiva o situaciones de presión que pudiera generarse en un empleado público ante una orden o instrucción de un superior jerárquico.

CSIF, sindicato más representativo en el conjunto de las administraciones públicas, por primera vez en su historia, obtuvo representación en los organismos de la Generalitat, con presencia por tanto en la mesa de negociación de los funcionarios, en las últimas elecciones. Estos resultados ponen de manifiesto que los trabajadores catalanes demandan una opción sindical independiente y profesional, alternativa a las organizaciones tradicionales. Además, CSIF tiene una presencia mayoritaria en los sectores catalanes de Prisiones, Justicia y Universidad.