La Junta de Andalucía cede a la presión de CSIF y deroga las órdenes de fusión de hospitales en Granada y Huelva
CSIF reclama la apertura de nuevas negociaciones y una oferta de empleo público, tras las renuncias del viceconsejero y del gerente del Servicio Andaluz de Salud
31 de Enero de 2017

La Junta de Andalucía ha derogado las órdenes de fusión hospitalarias de Granada y Huelva, tras la presión ejercida por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, como punto de partida para solucionar parte de los problemas que afectan a la sanidad de esta comunidad autónoma.

Como se recordará, CSIF inició en diciembre de 2014 su batalla jurídica y sindical contra las fusiones hospitalarias interponiendo sendos recursos contencioso-administrativos ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra las órdenes que oficializaban la unificación de las áreas hospitalarias de Granada y Huelva, paralizando incluso en los tribunales la de Huelva hace unos meses.

CSIF valora de manera positiva esta decisión, así como las renuncias del viceconsejero de Salud, Martín Blanco, y del gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda, anunciados hoy por la Junta de Andalucía. Ambos responsables eran obstáculos para la negociación entre la Junta y los sindicatos.

El presidente de CSIF en Andalucía, José Luis Heredia, reclama la apertura de nuevas negociaciones para solucionar los acuciantes problemas de la sanidad andaluza, tanto los derivados de los proyectos de fusión hospitalaria, como en el conjunto del Servicio Andaluz de Salud. De esta manera, CSIF hace un llamamiento al diálogo entre las fuerzas sindicales, como interlocutores legítimos y representantes de los trabajadores, y la Administración.

En este sentido, el sindicato reclama también la convocatoria de una oferta de empleo público realista y acorde a los graves problemas de personal que sufre la sanidad, y que afectan a la calidad asistencial que reciben los ciudadanos andaluces. Por tanto, se precisan plantillas adecuadas a las necesidades de los centros sanitarios y hospitalarios.