CSIF organiza Jornada sobre Atención a Primeros Intervinientes en emergencias con Síndrome de Estrés Postraumático
07 de Octubre de 2016

CSIF organizó la Jornada sobre Atención a Primeros Intervinientes en emergencias con Síndrome de Estrés Postraumático el 6 de octubre 2016 con la colaboración de expertos en emergencias, profesionales de la PRL, sanitarios, bomberos, y policías se expuso el impacto en la salud laboral que tiene su actividad diaria y su situación actual en materia de prevención de riesgos laborales. Nos preguntamos ¿Quién cuida de quién nos cuida?

Estos profesionales están expuestos a situaciones de alta carga emocional y un mal manejo de la emoción, perjudica la actuación profesional y puede constituir la "gota" que desborde la estructura psíquica del trabajador.

Con esta acción CSIF pretende promover la cultura preventiva entre los colectivos de emergencias, hacer visible la problemática existente, que se refuerce el apoyo psicosocial a los intervinientes de emergencias. Por ello, acompañó la acción con documentación informativa de la la Secretaría Nacional Técnica de PRL de CSIF sobre el Síndrome de Estrés Postraumático en los cuerpos de emergencias y las Claves para entender y combatir el Estrés Laboral.

Al igual que CSIF, distintos ponentes pidieron la creación de "un gabinete psicológico importante especializado en emergencias", que proporcione herramientas para poder superar las situaciones, muchas veces dramáticas, a las que estos profesionales se tienen que enfrentar en su "día a día".

Como conclusiones de la Jornada destacaron:

  • Se están ocultando los casos de síndrome de estrés postraumático, de las diferentes patologías psicológicas e incluso suicidios derivadas de su actividad laboral. Que no haya casos documentados de que existan pero no quiere decir que no sucedan.
  • CSIF ha detectado un "alto" índice de problemas emocionales (ansiedad, adicciones, depresiones...) en estos colectivos, por su parte adquiere un compromiso en el asesoramiento y apoyo a estos profesionales a través del Proyecto Nacional CSIFAyuda.
  • Es necesario una Política de “buenas prácticas” en el cuidado de la salud mental.
  • Existen factores personales y factores situacionales de los trabajadores que no se valoran previamente para prevenir futuros daños, por lo que se desconoce el perfil del interviniente, si es adecuado o no para según qué actividades.
  • La administración en algunos colectivos ofrece formación, entrenamientos de habilidades emocionales, gestión del estrés y en algunos casos asesoramiento psicológico pero en gran medida es desconocido por los empleados públicos, a pesar del buen trabajo que se realizan pero no es SUFICIENTE.
  • Los Servicios de Prevención realizan la vigilancia de la salud pero hay que ir más allá puesto que el riesgo de estrés laboral por la continua alerta a la que están expuesto mella en su salud.
  • Son necesarias actuaciones que favorezcan el clima laboral, un entorno favorable y mejora del modelo de gestión organizacional.
  • Urge que se apruebe una legislación específica en PRL para los cuerpos de emergencias.
  • Los primeros intervinientes tienen que aprender a pedir ayuda a tiempo, darse cuenta que no son superhéroes, comunicar los daños a su salud, y reconocerse a uno mismo en qué punto está dentro de su nivel de gestión personal de manejo del estrés.
  • Es importante tener en cuenta el factor edad del interviniente de emergencia, ya que no nos enfrentamos a un suceso igual con el paso de los años y la experiencia adquirida.

Ver Galería