La Confederación Europea de Sindicatos Independientes denuncia la parálisis de las políticas de Igualdad de género en la UE
La CESI reclama la Comisión Europea una política básica de convergencia social que no esté subordinada a los ajustes presupuestarios
15 de Septiembre de 2016

La Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI) ha mantenido una reunión con funcionarios de la Comisión Europea y representantes de organizaciones sociales, a través de sus órganos colegiados de interlocución, para trasladar sus aportaciones a las políticas en materia de Igualdad, Empleo y Asuntos Sociales.

En este ámbito, la CESI acordó iniciar una campaña de interlocución con los diferentes países miembros de la Unión Europea y la Comisión Europea para impulsar la Estrategia Europea de Igualdad de Género 2016-2019, aún pendiente de implementar.

Esta reunión forma parte del periodo de consultas abierto para diseñar el futuro Pilar Europeo de Derechos Sociales dirigido a establecer una serie de principios esenciales para apoyar unos mercados laborales y sistemas de protección social dentro de la zona euro

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, y sus socios de la CESI, reclamaron a la Comisión la necesidad de dotar de contenido al futuro Pilar Europeo de Derechos Sociales y no crear falsas expectativas. A nuestro entender los derechos sociales no deben estar subordinados a las políticas de ajuste presupuestario. No se puede entender una convergencia económica en el seno de la Unión, sin una convergencia social.

Para CSIF, los derechos sociales deben ser un imperativo político y social, no supeditado al crecimiento económico sino actuando ambos en el mismo plano de forma complementaria. La Unión Económica y Monetaria no ha de fijarse sólo en la deuda o el déficit, sino que debe incluir indicadores sobre la aplicación de los derechos sociales en cada país. A finales de año, CSIF y sus socios de la CESI presentarán un documento con nuestras propuestas para dar contenido a la citada estrategia de Derechos Sociales.

POLÍTICAS DE IGUALDAD

Las políticas de Igualdad son un ejemplo de cómo se han visto afectadas las cuestiones sociales durante la crisis. CSIF y sus socios europeos consideran que la Comisión y los diferentes Estados han orillado las políticas de Igualdad con las directrices dirigidas a la contención del déficit y las restricciones presupuestarias.

Así, están pendientes de aprobación medidas concretas para aumentar la participación de la mujer en el mercado laboral; reducir las disparidades en retribuciones, ingresos y pensiones; combatir la pobreza entre las mujeres; combatir la violencia machista y, en líneas generales, promover la igualdad entre mujeres y hombres y los derechos de las mujeres en todo el mundo.

Algunas acciones clave identificadas pasan por la modernización del marco jurídico de la Unión Europea en materia de permisos, trabajo flexible y conciliación; sanciones sobre discriminación salarial; mejorar el equilibrio entre sexos en la toma de decisión política; o la difusión de datos sobre representatividad.

En materia de violencia de género, queda pendiente la adhesión de la UE al Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia y su traslación al ámbito jurídico de los países miembros; el desarrollo de la directiva sobre derechos de las víctimas y ordenes de protección europeas; mejora de los datos de Eurostat, entre otros.

En definitiva, CSIF reclama altura política para escenificar un pacto europeo contra la violencia de género que devuelva este asunto al primer plano del debate social y político, tal y como ocurrió hace años cuando se empezaron a promulgaron normativa y incrementar los recursos a todos los niveles. En este sentido, reclamamos renovar el compromiso público por parte de los diferentes agentes sociales, políticos, líderes de opinión, medios, etc, y dar un nuevo impulso a este tipo de políticas.