CSIF reclama una oferta de empleo público adicional que compense la destrucción generada durante la crisis
18 de Marzo de 2016
  • El sindicato desbloquea la oferta de empleo y logra que el Gobierno ofrezca hasta 4.438 plazas de promoción interna
  • Unas 26.000 personas de la Administración General del Estado se jubilarán de manera inminen

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en el conjunto de las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha conseguido desbloquear la oferta pública de empleo para este año, paralizada como consecuencia de la falta de una mayoría estable en el Parlamento.

Tras las reclamaciones de CSIF al Gobierno en funciones, el Consejo de Ministros aprobará en los próximos días la creación de 14.122 plazas:

  • Administración General del Estado: 6.307
  • Administración de Justicia: 1.815
  • Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 6.000.

Asimismo, las presiones del sindicato han favorecido la creación de hasta 4.438 plazas de promoción interna (3.638 en Administración General del Estado y 374 en Justicia), 556 plazas más de las que se habían ofertado inicialmente.

En todo caso, para CSIF esta oferta de empleo público (que cubre el 85 por ciento de las plazas de personal que se ha jubilado este año), es insuficiente teniendo en cuenta el envejecimiento de las plantillas y la destrucción de puestos de trabajo acumulada a lo largo de los últimos años.

En este sentido, desde ya, trasladaremos a los diferentes grupos parlamentarios que aspiran a conformar una mayoría estable de Gobierno, la necesidad de convocar una oferta de empleo público adicional. Para CSIF, al menos, se deberían crear 20.000 plazas adicionales y realizar un Plan de Recursos Humanos que analice y establezca de manera objetiva las necesidades de las plantillas.

La Administración está bajo mínimos

Las administraciones públicas han perdido un total de 155.841 trabajadores desde enero de 2010, cuando se empezó a destruir empleo en este sector, según los últimos datos correspondientes al Registro Central de Personal, lo que supone una pérdida de 78 puestos de trabajo al día. Esta cifra es equivalente a la población de ciudades como Logroño, Badajoz o Salamanca.

En la Administración General del Estado destaca además el progresivo envejecimiento de las plantillas, por lo que, según nuestros cálculos, en los próximos 10-15 años se jubilarán cerca de 120.000 personas, 26.000 de manera inminente al tener más de 60 años.