CSI-F ofrece un pacto de Estado para modernizar la Administración y preservar el sistema de Servicios Públicos
26 de Junio de 2012
El sindicato lanza un Observatorio para combatir los despidos de empleados públicos en todo el Estado

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato mayoritario en las AA.PP, ofreció hoy un Pacto de Estado al Gobierno y el resto de administraciones, fuerzas políticas y organizaciones sindicales, para modernizar la Administración, preservando el sistema de Servicios Públicos, nuestro modelo de Estado del Bienestar y la calidad en el empleo público.

Ante la actual situación económica que atraviesa España, unida a la preocupante sensación de inseguridad sobre el futuro y viabilidad de los servicios públicos, y la campaña de descrédito a la que ha sido sometido en los últimos años el colectivo de Empleados Públicos, CSI-F, en el ejercicio de su responsabilidad, ha decidido dar un paso al frente como miembro activo de la sociedad civil y ofrecer un pacto de estado.

CSI-F ha redactado un documento base para la negociación, con una hoja de ruta para aumentar la calidad de los servicios públicos, profesionalizar y modernizar las Administraciones, dotándolas de una mayor eficacia y eficiencia, así como potenciar la motivación e imagen social de los empleados públicos.

Decálogo para el Pacto de Estado

1. CSI-F emplaza a los poderes públicos a abrir los foros de negociación y recuperar el diálogo social como elemento fundamental para conseguir un Pacto de Estado para las Administraciones Públicas.

2. Desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público y las Leyes de Función Pública de la AGE y de las CC.AA. para vertebrar el Estado, homologar y coordinar los servicios que se prestan en todos los niveles administrativos y evitar duplicidades.

3. Realizar un diagnóstico sobre la estructura administrativa en el conjunto del Estado, evaluando las necesidades, los recursos humanos y elaborar criterios generales para los diferentes sectores.

4. Racionalizar el empleo público y mantener una tasa de reposición que garantice la calidad de los servicios públicos.

5. Consolidación del empleo y reducción de la temporalidad.

6. Delimitar el campo de actuación de los servicios que prestan las administraciones públicas a través de empleados públicos, frente a otro tipo de servicios que prestan empresas públicas.

7. Desarrollo de la evaluación del desempeño (productividad) de los empleados públicos.

8. Avanzar en la configuración de la carrera y promoción profesional.

9. Dotar a las administraciones de instrumentos legales necesarios para que avancen en la prestación de unos servicios más ágiles, más eficaces, más ágiles, más eficaces, más transparentes y responsables.

10. Garantizar el mantenimiento de la calidad en los servicios públicos y los principios sobre los que se sustenta el Estado del Bienestar.

Observatorio para combatir los despidos de empleados públicos

Por otra parte, el Consejo Sindical de CSI-F anunció la creación de un Observatorio para el seguimiento del desarrollo de la reforma laboral y combatir de manera más eficaz los despidos de empleados públicos que se produzcan en todo el Estado.

Coincidiendo con la aprobación definitiva de la reforma laboral, el próximo jueves en el Congreso de los Diputados, CSI-F ha creado esta herramienta sindical con la que acudirá a todos las administraciones donde se produzca un ERE para defender los intereses de los trabajadores.

El plan de actuación contemplará las tradicionales vías de presión (paros, movilizaciones, etc), actuaciones en el ámbito jurídico, así como el desarrollo de auditorías públicas, para ofrecer medidas alternativas al despido de trabajadores.

Por ejemplo, se analizarán el número de asesores (puestos de libre designación), altos cargos, contratos de asistencias técnicas, encomiendas de gestión, seguimiento de la ejecución de las obras y contratos públicos, empresas públicas del ámbito afectado, composición de consejos de administración, entre otros.

Ver Galería