CSI-F advierte de que “no le temblará el pulso” a la hora de tomar medidas de presión en toda España si el Gobierno realiza un nuevo recorte a los empleados públicos
13 de Marzo de 2012
El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), Miguel Borra, advirtió hoy de que al sindicato “no le temblará el pulso” a la hora de medidas de presión en toda España si el Gobierno realiza un nuevo recorte sobre los empleados públicos, tras conocerse los objetivos del déficit marcados por Bruselas y su eventual concreción en los Presupuestos Generales del Estado.

El sindicato más representativo en las AA.PP, considera que “vuelve a llover sobre mojado” y la imposición de la UE va incidir muy negativamente en la economía española. CSI-F cree que “el señor Rajoy se tenía que haber plantado delante de la Comisión Europea y haberse negado a aceptar este nuevo recorte”, manteniéndose firme en su propuesta inicial.

En este sentido, avisa que no está dispuesto a que este nuevo recorte recaiga sobre los empleados públicos. A juicio del sindicato, el techo de gasto que se lleva hoy al Parlamento ya marca de por sí una reducción muy importante en las posibilidades de las AA.PP y espera a conocer los PGE. “Según como salga la reforma laboral y los PGE, a nuestra organización no le temblará el pulso a la hora de anunciar medidas, para intentar oponernos a lo que consideramos que es un ataque total y absoluto contra los servicios públicos que reciben todos los ciudadanos y hacia los empleados públicos”, advierte.

“Nuestro sindicato dará respuesta en cada uno de los ámbitos, una respuesta racional pero que tendrá parangón con el calado de las medidas que adopten”, aseveró. En el horizonte de CSI-F, por tanto, se encuentra, por un lado la presentación de los PGE y por otro, la tramitación de la Reforma Laboral en el Parlamento y en función del resultado“adoptará los acuerdos oportunos de movilización en defensa de los intereses laborales de los trabajadores sin dejarse influir por los calendarios políticos”.

Por este motivo, ha decidido no secundar la convocatoria de huelga general, con la pretensión de agotar las vías de negociación con los grupos parlamentarios. “La aceptación de las propuestas que estamos presentando a los Grupos Políticos, así como la próxima ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2012 determinará la postura de CSI-F en las próximas fechas”, concluye.

¡¡SEGUIMOS DEFENDIENDO LO PÚBLICO!!

Madrid, a 13 de marzo de 2012