CSI-F avisa al Gobierno que no admitirá que se traspase la “línea roja” de los EREs en las AA.PP
09 de Marzo de 2012
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo en las Administraciones Públicas, advirtió hoy al Gobierno que no admitirá que la Reforma Laboral traspase la "línea roja" que supone realizar EREs en las la Administración.
CSI-F rechaza la reforma en los términos en los que ha sido convalidada pero, de momento, espera que durante su trámite parlamentario sea enmendada. CSI-F ha continuado hoy con Izquierda Unida, la ronda de contacto con fuerzas políticas con representación parlamentaria, con el fin de que la Reforma Laboral no afecte al personal que obtuvo su plaza mediante un proceso selectivo y que se prohíban los EREs en los servicios públicos.
Esta reforma podría afectar a cerca de un millón de personas. Así se lo han trasladado el secretario de Acción Sindical, Eliseo Moreno, y el secretario de Organización y Formación, Antonio Díaz, al responsable federal de Economía y Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio. El pasado lunes, CSI-F también se reunió con los portavoces de AA.PP. de los grupos Socialista y Popular.
Los responsables de CSI-F advierten de que los EREs en las AA.PP. es una "línea roja" que CSI-F no va a consentir que se rebase, dado que "detrás del empleado público va la destrucción del sistema público, principal garante de la igualdad y soporte jurídico de España".
Este sindicato entiende que la reforma laboral propiciará la destrucción de empleo también en el sector público ya que, el Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos podrán despedir al personal laboral que accedió a su plaza mediante oposición aduciendo causas, técnicas, organizativas y de la producción igual que en la empresa privada.
CSI-F defiende una redacción alternativa de la disposición adicional segunda del Real Decreto para dar seguridad jurídica al personal laboral y evitar despidos en aquellas personas que han accedido a su plaza "mediante un proceso selectivo realizado bajo los principios de igualdad, mérito, capacidad y de acuerdo con lo previsto en el Estatuto Básico del Empleado Público".
Asimismo, señala la necesidad de definir claramente y determinar aquellos "servicios públicos prestados por la Administración con Empleados Públicos", como es el caso de los sectores de enseñanza, la sanidad, la dependencia, la lucha contra el fraude, la justicia, la administración, la seguridad, …….., frente a otros servicios.
Por tanto, CSI-F reclama al Gobierno la necesidad de trabajar, negociar con los agentes sociales, para conseguir la reforma y adecuación de las Administraciones Públicas a las necesidades actuales, evitando las duplicidades y las ineficiencias. CSI-F rechaza las medidas que supongan unilateralidad en la modificación de las condiciones laborales, hurtando la negociación de las mismas.
¡¡SEGUIMOS DEFENDIENDO LO PÚBLICO!!
Madrid a 9 de marzo de 2012
Ver Galería