CSI·F y la Confederación Europea de Sindicatos Independientes reclaman ampliar los plazos para reducir el déficit y políticas concertadas en defensa de los servicios públicos
27 de Febrero de 2012

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, Miguel Borra, y Domingo Fernández, presidente de honor, mantuvieron hoy un encuentro con el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI), Klaus Heeger, interlocutor en el diálogo social europeo, para intercambiar impresiones sobre la actual coyuntura económica y las medidas impulsadas en el seno de la UE.


CSI-F, sindicato más representativo en las Administraciones Públicas, y la CESI comparten la exigencia de que la UE impulse una política concertada para impulsar la economía y medidas concretas para combatir el desempleo, en particular entre los jóvenes europeos.

Además, temen que las restricciones sobre disciplina presupuestaria y fiscal dañen los servicios públicos y en consecuencia, el estado del bienestar, considerado seña de identidad de la sociedad europea.

En línea con la última resolución del Comité Económico y Social Europeo, CESI y CSI·F estiman que las políticas económicas en la zona euro deben ser más ambiciosas y no se pueden limitar a las restricciones impuestas a nivel fiscal y presupuestario.

Así, valoran que las medidas de austeridad que se deciden en Bruselas se suman a la ya difícil situación económica, lo que agrava la vida de muchos ciudadanos. Por tanto, señalan la necesidad de aumentar los plazos establecidos para la reducción del déficit en las cuentas públicas.

Los sindicatos independientes europeos piden una acción concertada de la UE para impulsar la economía, con el fin de poner fin a la actual recesión. Por otra parte, piden a la UE que tome medidas concretas, en consonancia con la Estrategia 2020 para combatir el desempleo juvenil.

Así, advierten de que el desempleo juvenil es uno de los principales problemas dentro de la actual crisis, que pude conducir a la exclusión de una gran parte de nuestras sociedades, además de suponer una carga cada vez mayor sobre nuestros sistemas sociales.

Finalmente, CSI·F y CESI exigen una acción coherente e integradora de los estados miembros, de la UE y sus instituciones. En este sentido, reivindican el papel central de la Comisión Europea y una verdadera asociación entre el Parlamento Europeo y los diferentes parlamentos nacionales, así como una eficaz consulta de los representantes de la sociedad civil en la adopción de decisiones.

Ver Galería