CSI·F inicia la renovación de sus órganos directivos autonómicos, provinciales y sectoriales en toda España
21 de Febrero de 2012

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) inicia hoy el proceso de renovación de sus órganos directivos a nivel autonómico, provincial y sectorial, en toda España. El primer congreso autonómico se celebra en Aragón, del que saldrá la nueva ejecutiva para los próximos cuatro años.

En esta nueva etapa, CSI·F realizará una férrea defensa de los servicios públicos, en el actual contexto social y económico que afronta España. Además, CSI·F exige a todas las administraciones públicas que reconozcan el castigo que la crisis está infringiendo a los empleados públicos y que realicen una valoración de la pérdida de poder adquisitivo que ha generado.

CSI·F, sindicato mayoritario de las Administraciones Públicas, exige que los responsables políticos asuman que esta pérdida ha de tener un carácter temporal, siendo la recuperación del poder adquisitivo una reivindicación irrenunciable.

Además, en la actual etapa de reformas, el sindicato insta al inicio del diálogo en las Administraciones Públicas y la apertura de las mesas de negociación, como elemento de trabajo necesario para superar la actual crisis y para racionalizar la Administración. CSI·F se esforzará para que los ciudadanos españoles conozcan que el tremendo déficit público que asola a nuestro país es consecuencia de políticas innecesarias y desafortunadas en el gasto. El déficit no ha sido ocasionado por los servicios públicos, ni por los sueldos de los empleados públicos.

Por este motivo CSI·F reclama que el control del gasto de las distintas administraciones sea un hecho constatable y de obligado cumplimiento y exige responsabilidad a quienes, por su mala gestión en sus correspondientes ámbitos, han generado los déficit públicos actuales. Igualmente, demanda al Gobierno central y a los gobiernos autonómicos y locales que expongan, de una vez, todas las medidas que van a adoptar.

CSI·F también reitera su rechazo a la reforma laboral porque va a desequilibrar las relaciones laborales en España, facilitando la destrucción del empleo y precarizando aún más las condiciones laborales y salariales de los trabajadores. Además, teme que la reforma va a profundizar en el desmantelamiento del sector público. Por eso, advierte de que trabajará, en el ámbito parlamentario, con los diferentes grupos políticos para evitar la desprotección de los trabajadores, garantizar las relaciones laborales de manera efectiva y muy especialmente, para preservar unos servicios públicos de calidad, sin penalizar a los empleados públicos.

¡¡SEGUIMOS DEFENDIENDO LO PÚBLICO!!





Madrid a 21 de febrero de 2012