Miguel Borra y Eliseo Moreno recibidos por el Ministro de Educación José Ignacio Wert
15 de Febrero de 2012

Ambos dirigentes de CSI·F trasladaron una propuestas de mejora ante la difícil situación de la educación pública por los recortes que sufre.

Ayer por la tarde el Presidente Nacional de CSI·F, Miguel Borra, y el Presidente del Sector Nacional de Enseñanza, Eliseo Moreno, fueron recibidos por el Ministro de Educación, Cultura y Deporte José Ignacio Wert. Ambos responsables de CSI·F transmitieron al Ministro su enorme preocupación por la difícil situación que vive la educación española a causa de los recortes llevados a cabo por las Comunidades Autónomas.Los recortes educativos como consecuencia de la crisis económica llevados a cabo por el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas van a repercutir negativamente en la calidad de nuestro sistema educativo, poniendo muy difícil la mejora de los intolerables índices de fracaso escolar y abandono temprano. Nos tememos así mismo que esté en peligro la equidad del sistema y que los recortes en profesorado afecten directamente a la capacidad de los Centros para atender a la diversidad y para establecer planes de mejora del sistema. La Comisión Europea, en más de una ocasión incluso por boca de la titular de Educación, nos ha advertido de lo inadecuado de los recortes en un momento tan necesario para recuperar los malos indicadores educativos actuales.

CSI·F siempre ha considerado necesario el liderazgo del Ministerio de Educación para llevar adelante las labores de impulso de medidas de apoyo a la calidad educativa, puesta en marcha de medidas de reducción del fracaso escolar y abandono temprano, responsabilidad en el avance de la equidad, apoyo de la escuela pública, armonización de las políticas autonómicas para evitar 17 sistemas autonómicos, etc. Por eso creemos que en este momento la intervención del Ministerio en la mejora de los ejes prioritarios expuestos en el documento entregado al MECD es crucial para la mejora de nuestra calidad al objeto de situar a España en el lugar que e corresponde de la Unión Europea.

Además de expresar su malestar por los recortes, CSI·F hizo entrega al Ministro de un documento con las propuestas de mejora de la educación para superar los indicadores tan poco favorables.

CSI·F manifestó al Ministro su convencimiento de que no es necesaria una nueva ley para introducir las reformas pues eso nos ocuparía un tiempo precioso que debemos ocupar en acordar las reformas. En todo caso, y considerando que algunas de los cambios anunciados, como el de Bachillerato de tres cursos, han sido bien recibidos en CSI·F, la reforma debe tener en cuenta los siguientes puntos de apoyo: apuesta decidida por la escuela pública, potenciación de la Ed. Infantil y Primaria, reforma de la Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, impulso a la Formación Profesional, apuesta por la Universidad Pública mejora de la formación inicial y permanente, negociación y aprobación del Estatuto Docente que establezca la carrera profesional y la promoción vertical entre otros aspectos, mejora de la convivencia en los Centros con especial atención a la violencia de baja intensidad y reconocimiento de los valores de esfuerzo, de la revalorización de los contenidos y del respeto al profesor como pilares sobre los que asentar la recuperación. Todo ello para luchar contra las intolerables tasas de fracaso escolar y abandono temprano, los bajos resultados académicos de los informes internacionales, la consideración de la excelencia como un valor a perseguir, y el mantenimiento de un único sistema educativo en nuestro país.

CSI·F ha pedido al Ministro un esfuerzo especial para las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, únicos territorios del Estado con gestión directa del Ministerio de Educación. Siempre hemos considerado deberían ser el espejo donde mirara el resto de Comunidades Autónomas. La realidad, con la más alta inestabilidad del profesorado y con unos índices educativos más deteriorados que en el resto de territorios, dista mucho de encontrarse en esa situación. Por eso, hemos pedido que se debería acercar la gestión educativa a las ciudades autónomas en aquellos temas que lo permitan y abordar un plan de mejora de la calidad que incluya una planificación de construcción de centros escolares para atender la población actual y futura.

Con respecto a la polémica de las oposiciones, CSI·F ha manifestado al Ministro que ha pedido convocatorias de oposiciones en todas las Comunidades Autónomas para este curso y, por eso le resulta difícil de comprender, la postura del Ministerio de promover la no convocatoria de las mismas. Esta situación favorece el incremento de las tasas de interinidad que suponen empleo de baja calidad y aumento de la inestabilidad de las plantillas en los Centros que podría cuestionar la adopción de planes de mejora de mejora de la calidad educativa. También nos ha parecido inoportuna la decisión de anular los temarios aprobados en noviembre sin previo aviso, sin haberlo llevado a la Mesa Sectorial y sin analizar las consecuencias negativas de la misma. El Ministro ha desmentido que haya partido desde el Ministerio ninguna recomendación contraria a la convocatoria de oposiciones, pero que no puede obviar la normativa oficial que establece la tasa de reposición en el 10%.

Una Educación de calidad va estrechamente ligada al reconocimiento y prestigio social de la labor docente. Por ello, debemos involucrar a las Administraciones y a los medios de comunicación en la concienciación de la sociedad en este cometido. Nada conseguiremos si no somos capaces de motivar suficientemente al profesorado para que sea él quien impulse en cada aula, en cada centro todas las propuestas que vengan desde el mismo profesorado o desde las Administraciones Educativas.

Madrid, 15 de febrero de 2012
Sector Nacional de Enseñanza CSI·F

Ver Galería