Una vez aprobado en Consejo de Ministros, CSIF exige a Renfe que deje de poner trabas al teletrabajo
La empresa pública no puede seguir denegando propuestas de trabajo a distancia a sus empleados
01 de Octubre de 2020

1/ Ya tiene vía libre

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige a Renfe que deje de poner trabas al teletrabajo de sus empleados en los puestos en los que puede realizarse. Una vez aprobada su regulación en el Consejo de Ministros para el sector público, el sindicato insta a la empresa a desarrollar sin complejos esta modalidad, cuya eficacia fue rotunda en los momentos más críticos de la pandemia. Ahora no se puede denegar como está haciendo Renfe con trabajadores que han hecho la solicitud para favorecer la conciliación.

2/ 6 meses para adaptarse

El sindicato recuerda que el teletrabajo ha de tener carácter voluntario, reversible y sin coste para el trabajador puesto que las empresas públicas deben proporcionar los medios tecnológicos necesarios para su actividad (tienen 6 meses para adaptarse a esta premisa). Además, el personal que preste sus servicios mediante el teletrabajo tendrá los mismos derechos y obligaciones que el resto del personal. Desde CSIF estamos convencidos de que esta modalidad laboral también revertirá en una mejora de los servicios públicos que recibe la ciudadanía. En ese sentido Renfe no puede ser una excepción.

3/ Desarrollar su propia norma

A partir de esta nueva regulación básica del teletrabajo, la empresa pública ferroviaria podrá desarrollar su propia norma y determinar el porcentaje de servicio que se pueda realizar mediante el teletrabajo. Así, se combinará la el trabajo presencial y el trabajo a distancia en el régimen que se establezca, garantizando siempre la atención presencial a la ciudadanía y un servicio público de calidad.

Recuerda que afiliarte a CSIF es defender tus derechos: el sindicato son las personas