CSIF denuncia un nuevo revés para la policía portuaria
Según el nuevo reglamento, los agentes no podrán utilizar elementos identificativos que induzcan a confusión con la Guardia Civil y Cuerpos de Seguridad.
16 de Junio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que la policía portuaria recibe un duro golpe en el nuevo reglamento. Según el mismo, los agentes no podrán utilizar elementos identificativos que induzcan a confusión con la Guardia Civil y Cuerpos de Seguridad. Una medida, a juicio del sindicato, que suma una limitación aún más en el ejercicio diario de sus funciones para este colectivo.

CSIF siempre ha defendido que se trata de lo contrario. Es decir, integrar a todas las policías administrativas sin distinción en el modelo policial que recoge la Ley Orgánica 2/86. Por eso el sindicato condena esta nueva medida en un sector como el de la policía portuaria que se enfrenta a enormes limitaciones diarias como, por ejemplo, no poder ir armados dentro de las dependencias portuarias ni llevar chalecos antibalas con el riesgo que eso significa.

Cuando se habla de policía administrativa, CSIF se refiere tanto a los agentes forestales como al servicio de vigilancia aduanera o a la propia policía portuaria que, a juicio de nuestro sindicato, es una policía más. Es más, el sindicato entiende que no se puede concebir el modelo policial del siglo XXI agregando aún más limitaciones como la de eliminar, en este caso, elementos identificativos que induzcan a confusión con la Guardia Civil y Cuerpos de Seguridad.

CSIF defiende que hay que fortalecer, no debilitar aún más a la policía portuaria. Por ello, nuestras reivindicaciones están dirigidas a garantizar la seguridad tanto física como jurídica de estos empleados públicos en el ejercicio de sus funciones. Todo lo que no sea así es un error.