El descenso del voto por correo prueba que la ciudadanía está cansada de elecciones
CSIF baraja un descenso entorno al 30% respecto al último proceso electoral.
05 de Noviembre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios denuncia que el descenso del voto por correo respecto a los dos últimos procesos electorales demuestran que los ciudadanos están cansados de elecciones. Un descenso próximo al 30% de las solicitudes respecto a las elecciones del 28-A, independientemente de que aquellas coincidieran con las vacaciones de Semana Santa, significa un claro aviso, a juicio del sindicato, para los políticos de que no se puede jugar hasta este punto con la ciudadanía.

CSIF se apoya en las 918.000 solicitudes de voto registradas en Correos a fecha del 31 de octubre cuando se cerró el periodo para solicitar el voto. Un número que está lejos de las más de 1.300.000 que se registraron en las anteriores elecciones en las que el voto por correo se convirtió en un foco noticiable de primer orden. Las larguísimas colas, que saturaron las oficinas de Correos, con esperas que en algunos puntos superaron hasta las dos horas, pusieron a los empleados al filo de lo imposible.

Esta vez está más dominado. Pero el ritmo de trabajo, tal y como constata CSIF, está siendo muy alto tanto en las unidades de reparto, de logística y de atención al público, pues estas fechas, cada vez más próximas al ‘Black Friday’ y a la Campaña de Navidad, el trabajo siempre se multiplica en Correos.

Si a esto se suma la presencia del voto por correo, se entiende que haya unidades en las que no queda más remedio a los empleados que doblar turno para hacer frente a este volumen de trabajo dado que el voto por correo es un proceso lento y exigente en las que el hecho de tener que “avisar el segundo intento de entrega resulta demoledor”, tal y como coinciden los trabajadores.

Además, para hacer frente a toda esta carga, CSIF reconoce que en esta ocasión Correos se ha protegido con más de 4.000 contratos que ha ayudado a sobrellevar esta situación. La apertura de las sucursales el domingo 3-N y el horario ampliado en las mismas de forma interrumpida desde 8 de la mañana a 21,30 horas hasta el viernes, 8 de noviembre, también ha contribuido a controlar el proceso.

Por todo ello, CSIF agradece a la parte más importante de Correos, que son sus 70.000 empleados, el trabajo que están llevando a cabo pues sin ellos no sería posible hacer frente con tanta naturalidad a trabajos de esta envergadura.