Tragsa absuelve al bombero forestal que pretendía sancionar, tal y como exigió CSIF
¬ En el acto de conciliación, previo al juicio, volvió la lógica.

¬ La empresa pública ha anulado la sanción de dos días de empleo y sueldo que pretendía imponer al bombero forestal Pablo González por declarar en los incendios de Gran Canaria: “Queda mucho curro por hacer”.
02 de Octubre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios celebra que una empresa pública como Tragsa haya anulado la sanción al bombero forestal Pablo González tal y como exigió nuestro sindicato desde un primer momento. El trabajador, que pertenece a la Brigada de Refuerzos de Incendios Forestales (BRIF), que participó en las labores de extinción en los incendios de Gran Canaria, había sido sancionado con dos días de empleo y sueldo por conceder una entrevista en su tiempo de descanso a un medio de comunicación en el que explicó: “Queda mucho curro por hacer”.

CSIF calificó de inhumana con un trabajador, que se estaba jugando la vida en el fuego, y de inexplicable, porque condenaba la libertad de expresión. Por ello, el sindicato celebra que haya impuesto la lógica en el acto de conciliación, previa al juicio, que finalmente no se producirá.

El sindicato exige que en el futuro no se vuelva a repetir una situación que ha dañado la reputación de Tragsa a los ojos del mundo entero, pues la noticia ha tenido un alcance internacional, puesto que Pablo González, el trabajador la que se pretendía sancionar por una infracción grave, declaró cosas obvias y no dio ningún tipo de información que fuese confidencial o que no se pudiese ver a los ojos del mundo entero en directo o a través de las cámaras de televisión.