Para CSIF, los empleados de la Administración y de las empresas públicas pertenecen a la misma familia
¬ El sindicato, que ha reforzado su liderazgo en el sector público, entiende que las empresas son una prolongación de la Administración.
¬ Reducir altos cargos, potenciar el mérito, evitar la tentación de privatizaciones… Objetivos imprescindibles.
28 de Junio de 2019

Con un 34%, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha vuelto a encabezar las elecciones en las Administración General del Estado, donde no sólo somos el sindicato más representativo. También somos un férreo defensor de blindar lo público, una mentalidad que traspasamos a las empresas públicas en las que nunca dejaremos de luchar, tal y como explicó Miguel Borra, presidente nacional del sindicato, en una entrevista reciente en okdiario.com. “Una de las propuestas que siempre hacemos en las empresas públicas es que hasta el puesto de director general sea por carrera profesional. Es decir, que hasta los directores generales se elijan por igualdad y que no sea un puesto político. Si tú como director general lo eliges así, se escaparía del ciclo político”.

Mientras se logra, CSIF defiende que los empleados de las empresas públicas pertenecen a la misma familia que los de la administración. De ahí que las reivindicaciones siempre vayan en el mismo camino orientadas a recuperar toda la estructura salarial que hemos perdido desde 2010; a proteger la promoción profesional, a reclamar un plan de recursos humanos a medio plazo frente a las jubilaciones que se produzcan y a reforzar las plantillas siempre que sea necesario.

En este sentido, CSIF juzga imprescindible agilizar las ofertas de empleo público pendientes con los objetivos de:

  • Profesionalizar las empresas y garantizar su independencia; reducir los altos cargos, nombramientos a dedo y que se potencie el acceso por mérito y capacidad hasta los directores generales.
  • Reforzar los mecanismos de inspección para garantizar la igualdad.
  • Blindar los servicios públicos para evitar la tentación de nuevas privatizaciones.
  • Eliminar la brecha salarial, garantizar la paridad, y desarrollar los protocolos contra el acoso y la violencia de género; Permiso de paternidad de 20 semanas en 2020 (como en Andalucía. En el resto de España son 16 en 2021) y teletrabajo.