La lenta agonía de los sábados en Correos
CSIF comparte la impaciencia de los empleados de atención al cliente, de la urgencia o de clasificación, porque afrontamos los últimos 15 días para la supresión obligatoria de los sábados. Pero el sindicato recuerda que esto aún no ha acabado.
13 de Junio de 2019

Es una situación perversa en Correos: los sábados. Está a punto de cumplir el plazo de 6 meses que la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) estableció con la empresa para desarrollar la supresión obligatoria de los sábados, y por ahora no hay novedad. Y el silencio es incómodo. Y la impaciencia de los empleados de atención al cliente, de la urgencia o de clasificación, que siguen trabajando los sábados, es natural. Porque afrontamos los últimos 15 días. El partido entra en el último cuarto de hora. Y la rumorología es incesante.

Para empezar, CSIF se fía de todo menos de los rumores. No les hagan caso. La realidad es que estamos esperando la respuesta de la empresa. En nuestra última pregunta, de las muchas que hemos realizado a la Dirección en estos seis meses acerca de los sábados, nos contestaron que se está trabajando en ello. La respuesta es literal. Para nosotros, como para vosotros, los sábados representan un tema primordial, imprescindible para seguir creciendo.

Ahora mismo, la situación está así. Si de aquí al 1 de julio Correos no cumple con lo que firmamos en el ‘Acuerdo de Mejora de Empleo 2018-2020’, asistiremos a un caso de incumplimiento de lo firmado. Entonces será el momento de pensar medidas por parte del sindicato. Y no lo duden. Los Acuerdos se cumplen o no se firman. Pero CSIF recuerda que aún estamos en plazo, que hay partidos que se ganan en el minuto 90 y que aún es prematuro para perder los nervios.