La crónica de un policía portuario: “Hacemos un trabajo policial sin medios policiales”
CSIF se pone en la piel de un delegado que trabaja de policía portuario para explicar hasta donde llegan las miserias de este puesto dado ‘el vacío legal’ en el que se mueven.
04 de Septiembre de 2019

Esta es la historia de Andrés Mena, delegado de CSIF en la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), donde trabaja de policía portuario y donde está acostumbrado casi a diario a que le insulten “yo y cualquiera de mis compañeros cada vez que ponemos multas de tráfico, de pesca… Es el pan nuestro de cada día. Algo que ni te imaginas en la policía o en la guardia civil a nosotros nos ocurre a diario. Es más, por norma cuando te ven aparecer te dicen ‘ya estás aquí para tocarme las pelotas’. Yo hace poco he llegado a verme rodeado, junto a otro compañero, por ocho personas que nos amenazaban”.

Andrés señala que esto pasa porque “te ven sin medios legislativa y materialmente. No tenemos pistola. Sólo un spray de defensa y una defensa extensible que cuidado con utilizarla. Y el hecho de llevar pistola no es que sea decisivo. Pero impone respeto, protección. Yo soy un Guardia Civil en excedencia que he trabajado ocho años en el Cuerpo y no tiene nada que ver el respeto con el que la gente trata a un Guardia Civil con un policía portuario. Es otra historia y no es por el hecho de llevar pistola pues en ocho años en la Guardia Civil sólo tuve que sacarla una vez”.

El problema que denuncia Andrés Mena es “el vacío legal” en el que se encuentra la Policía portuaria. “No tenemos protección ni cobertura jurídica al no estar inscritos en la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Nosotros no podemos inscribir el atestado completo. Estamos muy limitados. No llegamos al último eslabón. Y todo esto se nota en nuestro día a día, donde hacemos un trabajo policial sin los medios policiales. No se trata de dar miedo a nadie, sino de imponer respeto, de contar con los medios suficientes para realizar tu trabajo”.