El decepcionante cierre del Concurso de Traslados en Correos
CSIF exigía más en la 9ª y última adjudicación del actual Concurso de Traslados de Correos en el que un total de 5.978 empleados cambiaron de destino desde noviembre de 2015. Las necesidades de la empresa eran mucho más amplias.
17 de Enero de 2019

Decepción, sí. Ese es el balance de la novena y última adjudicación del Concurso de Traslados para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). Sólo han salido 462 plazas a nivel nacional lo que no obedece al número real de plazas disponibles en Correos y cierra un concurso, cuyas bases son del 25 de noviembre de 2015, que se perpetuó en el tiempo. Han sido, en definitiva, más de tres años, en concreto 38 meses, distribuidos en nueve adjudicaciones, en las que 5.978 compañeros han obtenido su destino (761 fijos discontinuos).

Son pocos. Objetivamente son pocos en una empresa como Correos, con más de 50.000 empleados, con una abusiva temporalidad del 35% y con un 22% de trabajo a tiempo parcial. Por lo tanto, no podemos ser ajenos a la realidad. No podemos dar el visto bueno a esta última adjudicación en la que, como mínimo, CSIF esperaba doblar el número de plazas que han salido: 462. Correos puede hacerlo. Es más, debería haberlo hecho.

Así que felicitamos a los que lo han logrado y nos ponemos en la piel de los compañeros que no lo han conseguido. Nuestra forma de demostrarlo es exigir desde ya la convocatoria de un nuevo Concurso, entre otras razones porque uno de los puntos del Acuerdo para la mejora de empleo, que firmamos con la empresa el 19 de diciembre de 2018, hablaba de agilizar los concursos de traslados, de no perpetuarlos en el tiempo. Los concursos de traslados son algo más que cifras. Son historias humanas.