Juego sucio en las ofertas de empleo en el sector público ferroviario
CSIF denuncia que tanto Renfe como Adif exigen firmar una cláusula ilegal a los trabajadores que permite degradarles sin necesidad de expediente.
18 de Diciembre de 2018

No puede ser. CSIF exige que hay que acabar con este juego sucio que se maneja en las ofertas de empleo en el sector público ferroviario, tanto por parte de Renfe como de Adif. En las nuevas ofertas para estructura de dirección, que se están sacando a la calle, el término ‘responsable’ enmascara la verdadera categoría profesional del puesto para no aplicar ni el Convenio Colectivo ni el Estatuto Básico del Empleado Público. Todo eso, a juicio de CSIF, es inconcebible en empresas públicas que deberían ser un ejemplo incontestable frente a la precariedad. Pero ya no sólo eso, sino que para acceder a esos puestos, tanto Adif como Renfe exigen firmar un contrato que incluye una cláusula, que es como una sentencia de muerte para el trabajador porque permite a la empresa degradarlo en cualquier momento hasta niveles inferiores, sin expediente ni justificación objetiva.

Nuestro sindicato exige atajar este problema para que no se perpetúe en el tiempo. Para ello, CSIF demanda juego limpio a Adif y a Renfe, que deben dar ejemplo de empleo de calidad. La oferta pública ha de ser transparente y según las necesidades del ferrocarril, que impida regalar puestos a personas concretas o colocar a amistades, algo que, desafortunadamente, se está produciendo en los últimos tiempos. Un problema que, según CSIF, tampoco se detiene ahí. Es más, el sindicato constata que en las ofertas de empleo, correspondientes al Convenio Colectivo, el uso de categorías de ingreso también se vulnera el salario del trabajador que se incorpora. Se le exigen unas cualificaciones que no se corresponden, de ninguna manera, con lo que va a cobrar y, sobre todo, con lo que debería corresponderle por Convenio.

Todo esto en un escenario en el que CSIF también se pregunta por qué estas plazas no se ofertan a nivel interno y se obliga a los ferroviarios a presentarse a la oferta pública de empleo teniendo que superar unas pruebas ya realizadas con anterioridad para su incorporación.