Somos incompatibles con el 55% de temporalidad
CSIF logra cinco delegados en las elecciones de Tragsatec en las islas (Tenerife y Baleares) lo que fortalece aún más nuestro mensaje al nuevo presidente: no se puede continuar así de ninguna manera.
03 de Octubre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha fortalecido su mayoría en las islas con cinco nuevos delegados en las elecciones de Tragsatec en Tenerife y Baleares. Un estímulo que nos ayuda a seguir luchando y a explicar, como en su día hicimos por escrito a Jesús Casas, el nuevo presidente del Grupo Tragsa. Y, entre las razones que explican nuestra batalla, hay una evidente, y es que las cosas no pueden seguir así. No puede ser que una plantilla de 5.768 empleados esté invadida por la eventualidad hasta en un 55%: un porcentaje escandoloso, incompatible con lo que entendemos por una buena salud laboral en una empresa que da servicio a la administración en el ámbito de salud pública, ingeniería, asesoramiento rural... Hay eventuales con más de diez años de antigüedad con contratos de obra y servicio que han convertido a Tragsatec en lo que no imaginamos nunca: un sucedáneo de una empresa de trabajo temporal.

CSIF no puede tolerar esto ni que Tragsatec, como filial del Grupo Tragsa, carezca de un Convenio propio y se rija por uno sectorial de ingeniería que de ninguna manera resuelve los problemas que necesitamos resolver. Los mismos problemas que han judicializado tantas de nuestras relaciones laborales con la empresa. Los mismos problemas que provocan que no se aplique ningún tipo de flexibilidad horaria o que el Plan de Igualdad lleve caducado desde el año 2012. Pero así es en Tragsatec y esas son las cartas que nuestro sindicato ya ha puesto sobre la mesa de Jesús Casas, el nuevo presidente del Grupo Tragsa. Afortunadamente, los empleados están con CSIF como han demostrado estas dos últimas elecciones en las islas, que nos fortalecen para continuar en la batalla.