100 años desde que se implantó la jornada laboral de 8 horas diarias
Ahora, que pedimos implantar las 35 horas semanales, CSIF recuerda que España fue el primer país de Europa en implantar, tras una huelga de 44 días, la jornada laboral de ocho horas diarias justo hoy hace 100 años: el 1 de octubre de 1919.

Vivir sin memoria es como vivir sin amigos. Por eso la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) no acepta ese trato, entre otras razones porque la historia nos recuerda que merece la pena luchar y que esa lucha está en nuestros orígenes. La posibilidad de regresar, sin ir más lejos, al 1 de octubre de 1919 cuando se implantó por primera vez la jornada laboral de 8 horas en España. Un éxito sindical de los pies a la cabeza tras una huelga que fue una huelga perseverante como las de antes. Duró 44 días y los libros de historia recuerdan a 100.000 trabajadores que fueron capaces de paralizar la economía para lograr sus derechos. Fue el ‘decreto de la jornada de ocho horas’, aprobado por el conde de Romanones. Pero por encima de todo fue una prueba de que la unión hace la fuerza que nos remite a aquellos tiempos en blanco y negro, a aquella compañía de electricidad ‘La Canadiense’ en la que empezó todo y en la que los trabajadores dieron una lección: se solidarizaron con los que habían despedido como si hubiesen sido despedido ellos mismos.

A la orilla de la guerra civil, aquella era otra España, otro mundo que no es comparable a lo de hoy. Pero en cualquiera de nuestras peticiones, sea en las 35 horas semanales que CSIF demanda ahora a la administración o en la que sea, hay parte de aquellos héroes de 1919, parte de su vida y de su entorno que entonces hizo exclamar al conde de Romanones, presidente del Consejo de Ministros: “¡Qué tropa, joder, qué tropa!” Quizá por eso hoy exponemos su recuerdo con orgullo y sin miedo porque aquella gente, aquellos 44 días de huelga insobornable, nos enseñaron el camino. Y la prueba más fiel estuvo en el resultado final que recuerda que España fue el primer país de Europa que aprobó la jornada laboral de ocho horas diarias… Y por eso hoy,100 años después, recordamos o seguimos recordando….