Y en las entidades públicas estatales, ¿qué?
Nuestro presidente, Manuel González Molina, está convencido de que la histórica oferta de empleo público en la Administración, aprobada por el Consejo de Ministros, también se manifestará en las empresas públicas estatales. “Nos llenamos de argumentos para crecer”, asegura.
07 de Julio de 2017

“Nosotros también nos llenamos de argumentos para crecer”, explica Manuel González Molina al valorar en qué se traduce este acuerdo histórico, la mayor oferta de empleo público en la última década, en el sector del CSIF de las empresas públicas estatales (EPE). “Significa que las reglas de juego han cambiado, que ya no hay obstáculos para crear empleo y que, al fin, se abandonan palabras como los recortes que nos han acompañado durante estos últimos años y que son palabras muy desagradables. Nadie quiere oír hablar de recortes”.

González Molina, por lo tanto, apela al optimismo de los trabajadores de empresas públicas. “Esta vez nos acompañan los motivos reales, porque la Administración ha certificado cada una de las peticiones que hacemos en CSIF como las de ampliar y rejuvenecer plantillas; la de subir los salarios y la de acabar con el ámbito de la temporalidad. Si esto sucede a nivel de la administración, ¿cómo no se va a trasladar a la SEPI que es una entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y que es la que regula las empresas públicas estatales?”

De hecho, la plantilla de la SEPI asciende por encima de los 73.000 trabajadores divididos en quince empresas en la mayoría de las cuales está presente CSIF. “Vivimos el día a día de esas empresas y sabemos lo que pasa. Sabemos que hay empresas que ahora están en un punto crucial que marcará su futuro como Navantia. Pero también sabemos del proceso de consolidación de Correos que ha de convocarse este año y que están esperando miles de trabajadores”, argumenta González Molina, que añade: “Sabemos todo eso y también sabemos que en los Presupuestos Generales del Estado se permite a las empresas públicas saneadas liberarse de restricciones salariales y de contratación. Y como sabemos todo eso también sabemos que cada vez es más difícil que nos digan que no”.